Inicio ASP Identificados los responsables genéticos de la resistencia a los antibióticos

Identificados los responsables genéticos de la resistencia a los antibióticos

Compartir

Unos investigadores han desarrollado una nueva y poderosa herramienta para identificar cambios genéticos en bacterias que causan enfermedades responsables de la resistencia a antibióticos. Los resultados de esta técnica, que se publica en ‘Plos Genetics’, podrían aplicarse en las clínicas en la próxima década, y de esta manera poder decidir sobre los tratamientos más efectivos para tratar ciertas enfermedades como la neumonía y la meningitis.

El equipo ha analizado el genoma de ‘Streptococcus pneumoniae’, una especie bacteriana que causa 1,6 millones de muertes en el mundo cada año. Los autores de este trabajo utilizaron un estudio de asociación del genoma completo (GWAS, por sus siglas en inglés) para localizar los cambios de una sola letra en el código de ADN de la bacteria, que le permiten evadir el tratamiento con antibióticos.

Claire Chewapreecha, primera autora del ‘Wellcome Trust Sanger Institute’, en Reino Unido, afirmaba que “los resultados de esta investigación son muy interesantes. Por primera vez, somos capaces de ver, a gran escala, las variantes causales que permiten a las bacterias como ‘Streptococcus pneumoniae’ resistir nuestros esfuerzos para tratarlas y controlarlas“. Y añade “Podemos comenzar a ver cómo esto nos puede ayudar a desarrollar estrategias terapéuticas más eficaces en el futuro cercano”.

Los estudios GWAS buscan lugares donde los cambios individuales de ADN están asociados con propiedades del organismo a través del genoma, como la resistencia a los antibióticos. Para que esto funcione, es esencial que se haya producido lo que llaman la recombinación, que es un proceso de intercambio genético donde se combinan dos secuencias de ADN. Intercambian datos genéticos, y mezclan combinaciones de cambios individuales.

Gracias a la recombinación, muy común en los seres humanos pero rara en las bacterias, los investigadores inicialmente eran incapaces de localizar los cambios individuales en la secuencia de bases que componen un gen. Hasta ahora sólo ha sido posible ubicar el área general donde se ha producido un cambio en los llamados genes mosaico compuestos por datos genéticos de múltiples cepas de bacterias.

Para superar este obstáculo, los científicos han utilizado los mejores datos disponibles para ‘Streptococcus Pneumoniae’, que ha sido recogido por la pediatra de investigación Claudia Turner y el microbiólogo clínico Paul Turner, de la Unidad de Investigación Mahidol de Medicina Tropical en Oxford, Reino Unido.

Han investigado cogiendo datos de más de 3000 muestras de ‘Streptococcus pneumoniae’ aislado de casi mil niños y sus madres en un campo de refugiados en la frontera entre Myanmar y Tailandia. Han conseguido así una recombinación suficiente para dar información precisa sobre la ubicación de los cambios que provocan resistencia. Se ha recogido un segundo grupo de varios cientos de cepas de Massachusetts, en Estados Unidos, para evaluar el impacto de la vacuna contra ‘S. Pneumoniae’ introducida en el país en 2001.

El profesor Stephen Bentley, autor principal del Instituto Sanger, en Reino Unido afirma “En este estudio hemos demostrado que esta potente herramienta genética, que ha transformado nuestra comprensión de la genética humana, se puede aplicar a las bacterias“, “Esto abre nuevas vías de investigación sobre la resistencia a los antibióticos, la transmisión y la virulencia que se pensaba anteriormente imposible en la genómica bacteriana”.

Continuando con la investigación, lo siguiente será hilar más fino con la técnica para ser capaces de identificar los genes en las bacterias que hacen que las cepas sean más virulentas y los genes que permiten la transmisión de unas cepas bacterianas entre los portadores. Conforme se traslade la secuenciación genética a las clínicas, esta detallada comprensión aportará información sobre las estrategias de control y tratamiento.

“El descubrimiento de todas las diferencias de una sola letra subyacentes a la resistencia será esencial para el futuro uso de la secuenciación del genoma para predecir la sensibilidad a los antibióticos en microbiología clínica”, señala el profesor Julian Parkhill. “GWAS permitirá esto al determinar la ubicación real de los culpables genéticos en lugar de nuestro actual mapa que nos lleva sólo al área general correcta“, concluye.
..Lola Granada