Inicio ASP Investigadores de EEUU encuentran relación entre la placa de la arteria coronaria...

Investigadores de EEUU encuentran relación entre la placa de la arteria coronaria de alto riesgo y una enfermedad hepática común

Compartir

Un equipo de Investigadores de Estados Unidos han encontrado mediante el uso de angiografía coronaria por tomografía computarizada (ACTC), una estrecha asociación entre la placa de la arteria coronaria de alto riesgo y una enfermedad hepática común. El estudio, publicado en la edición digital de la revista ‘Radiology’, encontró que un solo examen de tomografía computarizada (TC) puede detectar ambas condiciones.

Los autores analizaron las asociaciones entre la placa de la arteria coronaria de alto riesgo y la enfermedad de hígado graso no alcohólica (EHNA), una condición caracterizada por una función anormal del hígado que no está asociada con el consumo excesivo de alcohol y que es la enfermedad hepática más frecuente en el mundo, y es que tiene una prevalencia estimada de entre el 20 y el 30% de la población general.

Como se sabe que la aterosclerosis está vinculada a la inflamación, nuestro siguiente paso fue buscar una asociación de placas de alto riesgo con otras condiciones inflamatorias sistémicas, como hígado graso no alcohólico”, afirma el autor principal del estudio, Stefan B. Puchner, del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, ambas instituciones en Estados Unidos, y la Universidad Médica de Viena, en Austria. “Curiosamente, ambas patologías pueden ser detectadas en un único examen TC”, añade.

Los investigadores reclutaron pacientes de un gran ensayo centrado en el uso de la ACTC en personas que habían llegado a la sala de urgencias con dolor torácico agudo. Los pacientes se sometieron tanto a TC para evaluar el calcio coronario, un marcador de la aterosclerosis, y ACTC de contraste. Se evaluaron las imágenes de ACTC para detectar signos de placa de alto riesgo.

En general, 182 de los 445 pacientes en el estudio, el 40,9%, tenían pruebas de TC de hígado graso no alcohólico mientras la placa de alto riesgo se observó en el 59,3% de los pacientes con hígado graso no alcohólico, en comparación con sólo el 19% de los que no poseían hígado graso no alcohólico.

La asociación entre el hígado graso no alcohólico y la placa de alto riesgo persistió después de ajustar por la extensión y severidad de la aterosclerosis coronaria y factores de riesgo tradicionales. Los resultados concluyen que la placa de alto riesgo y el EHNA son ambos parte del mismo proceso de la enfermedad sistémica, el síndrome metabólico.

¿Qué es el síndrome metabólico?
Acertadas definiciones de las sociedades científicas dicen que entendemos como síndrome metabólico la situación clínica en la que un sujeto presenta tres o más de las siguientes condiciones: hipertensión arterial; glucosa alta en la sangre; niveles sanguíneos elevados de triglicéridos; bajo niveles sanguíneos de HDL, el colesterol bueno; y obesidad abdominal.

Ante este carrusel de condiciones, el síndrome metabólico es muy importante porque se asocia a un incremento de cinco veces en la prevalencia de diabetes tipo 2 y de dos a tres veces en la enfermedad cardiovascular. Los hipertensos con síndrome metabólico tienen un riesgo cardiovascular de casi el doble del que tiene los hipertensos sin él. Está considerado como uno de los principales problemas de salud pública del siglo XXI.
..Emilio Ramírez