Inicio ASP El 40% de los pacientes que acuden a las consultas de hematología...

El 40% de los pacientes que acuden a las consultas de hematología tienen más de 70 años

Compartir

La edad cronológica de una persona no puede ni debe ser el parámetro en el que se justifica o no un tratamiento”, ha manifestado la Dra. Concepción Boqué, coordinadora del recién creado Grupo Español de Hematogeriatría de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

Para conocer la situación de la hematogeritaría en los hospitales españoles, el grupo ha efectuado un sondeo que muestra cómo más del 90% de los hematólogos considera que se debería incorporar algún tipo de valoración geriátrica específica para el manejo de los pacientes de edad avanzada –a partir de los 70 años-. En este contexto, el 75% de los especialistas encuestados reconoce que en sus hospitales no se lleva a cabo ninguna actividad de oncohematogeriatria y sólo un 12% conoce las escalas de fragilidad y otras herramientas de valoración geriátrica. Además, “el 50% de los hematólogos se consideran poco informados sobre la geriatría durante la realización de la especialidad. Estas cifras llaman especialmente la atención si se tiene en cuenta que más del 40% de los pacientes que acuden a las consultas de Hematología tienen más de 70 años”.

No hay hematólogos específicamente dedicados a la hematogeriatria y el conocimiento general sobre la valoración de los pacientes mayores frágiles o vulnerables mediante escalas adecuadas está poco extendido”, destaca la Dra. Boqué entre las principales conclusiones de la encuesta. “El aumento de la esperanza de vida de nuestra sociedad y, por consiguiente, de los pacientes de edad avanzada con patologías hematológicas, nos enfrenta a una necesidad no cubierta en este momento ni por el sistema sanitario, ni por el programa formativo de la especialidad”, afirma. “Tenemos el reto de manejar de forma óptima a los pacientes mayores, para lo cual hará falta impulsar esfuerzos dirigidos a conocer qué herramientas pueden sernos de utilidad y extender su utilización en los hospitales y en las actividades de formación continuada de la especialidad”.

El Grupo de Hematogeriatría nace con el objetivo de estudiar e investigar las características de las enfermedades hematológicas de los pacientes con edad avanzada y sus rasgos diferenciales, para procurar su óptimo manejo. Con los resultados de esta encuesta “pretendemos concienciar a los hematólogos de la importancia de adecuarse a los retos que los pacientes mayores nos plantean”, comenta la experta. A medio plazo queremos concentrar conocimiento. Por esta razón, “se está organizando un ‘workshop’ específico con el objetivo de debatir y consensuar herramientas de uso práctico para valorar la fragilidad de los pacientes de forma objetiva y homogénea”. Más a largo plazo “esperamos poder difundir dicho conocimiento, así como los proyectos e innovaciones que vayan surgiendo en torno al mismo, para llegar a la edición de un manual de uso práctico con todos los aspectos relevantes de la hematogeriatría”.

Anemia de procesos crónicos
En el marco del LVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y el XXX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), ayer se impartió el ya tradicional Programa Educacional, donde se han abordado relevantes aspectos científicos de la especialidad. El Dr. Guillermo A. Martín Núñez, del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Virgen del Puerto (Plasencia – Cáceres), ha expuesto los nuevos avances en el conocimiento de los mecanismos fisiopatológicos que generan anemia en los procesos crónicos y los progresos en su tratamiento. En su opinión, “esta anemia es, en cierto modo, un mecanismo compensatorio de defensa, especialmente frente a infecciones. En lo referente a su prevalencia, es la segunda más frecuente en la población española, por detrás de la ferropenia verdadera, y la primera en pacientes hospitalizados. Es importante saber identificar esta anemia para no aplicar terapias ineficaces y evitar el gasto inútil”.