Inicio ASP “La gestión clínica debe ser la herramienta que ayude a los responsables...

“La gestión clínica debe ser la herramienta que ayude a los responsables a tomar las decisiones que más beneficien al sistema y al paciente”

Compartir

Envejecimiento de la población, el aumento de la esperanza de vida, las enfermedades crónicas y la incorporación de nuevas tecnologías, toda una serie de retos a los que actualmente el sistema sanitario español debe hacer frente. Todos estos factores precisan de un cambio estructural en la organización del sistema sanitario, para contribuir a ese cambio, la gestión clínica es un pilar fundamental, y es que así lo han considerado los más de 45 miembros de las juntas directivas de sociedades científicas reunidos la semana pasada en la VII edición del ‘Encuentro Multidisciplinar de Sociedades Científicas, Conexión’, organizado por la compañía biomédica Pfizer.

Durante este encuentro se realizó una visión de la gestión clínica a nivel internacional y en nuestro país, cuya importancia quedó puesta de manifiesto en palabras del director del Executive Master de Dirección de Organizaciones Sanitarias de ESADE y ponente en el encuentro, Manuel Peiró, y es que considera que “existe un consenso sobre que el sistema no es sostenible tal y como se encuentra en la actualidad”, siendo en ese sentido la gestión clínica “la herramienta que ayude a los responsables a tomar las decisiones que más beneficien al sistema y al paciente y contribuyan a ese cambio”.

Para que la gestión clínica sea por excelencia la herramienta que ayude en la toma de decisiones a los responsables, como señala Peiró, “debe avanzar hacia la transparencia en la publicación de datos y hacia la medición de resultados que permita valorar y comparar la utilización de recursos y la calidad del servicio que se presta en términos de eficacia, eficiencia y satisfacción del paciente”.

Uno de los aspectos que más se destacó a lo largo del encuentro fue el papel activo que deben tener los médicos en la gestión clínica, y es que se subrayó su “necesidad de participación y corresponsabilidad”, del mismo modo que se hizo hincapié en que “los modelos sanitarios impliquen a los profesionales en las estructuras organizativas de la gestión con el apoyo de la administración sanitaria”. En este sentido destacar que la formación por parte de los profesionales sanitarios en esta área “ha sido progresiva en los últimos años”.

Posición única de los profesionales sanitarios entre el sistema y los pacientes
Juan Álvarez, director médico de Pfizer destacó que “los profesionales sanitarios se encuentran en una posición única, entre el sistema y los pacientes”. Aprovechando esa posición de privilegio, “es necesario acercar la gestión a los profesionales con el fin de mejorar el conocimiento, las técnicas y la comunicación con los colectivos con los que se trabaja y mejorar el abordaje de los pacientes con una buena utilización de recursos”.

Utilización de recursos, y de la mejor manera posible, y es que al respecto, el Dr. Álvarez señaló que las sociedades científicas “serían un agente adecuado para hacer recomendaciones clínicas con el fin de utilizar los recursos de forma adecuada con calidad, implicar a las direcciones médicas para responder a necesidades asistenciales claras, marcar los objetivos en un marco temporal, consensuar los incentivos al médico y colaborar en la publicación de resultados”.

Finalmente, Peiró explicó que los avances en gestión clínica están relacionados con la “recuperación del profesionalismo”, conseguir organizaciones “más flexibles y centradas en el paciente”, lograr “Incrementar la confianza por parte de los profesionales sanitarios”, “promover una mayor aproximación entre clínicos y gestores” y la “descentralización de algunas decisiones”. Toda una serie de avances que parten del hecho de que la gestión clínica “no necesariamente tiene que ver con las Unidades de Gestión Clínica sino con como afrontamos los problemas desde una determinada actitud que debe vencer las resistencias corporativas, la ausencia de un marco jurídico claramente definido y la politización del debate respecto a la gestión clínica”, concluye.
..Emilio Ramírez