Inicio ASP Descubren indicadores previos que pueden desarrollar el cáncer de sangre

Descubren indicadores previos que pueden desarrollar el cáncer de sangre

Compartir

Dos equipos de investigación internacional que han trabajado independientemente decodificando el ADN de unas 30.000 personas, han descubierto que muchas de ellas son portadoras silenciosas de un ‘precáncer’, una mutación genética que es adquirida a lo largo de la vida, y que podría ponerlos en camino hacia la leucemia, el linfoma, el mieloma múltiple asintomático, y otras alteraciones y padecimientos de la sangre. Este hallazgo abre una puerta a la esperanza a la detección temprana, y es que posiblemente algún día pueda prevenir este tipo de cánceres.

Esperamos que algún día seamos capaces de usar esto como una prueba de detección e identificar a individuos que están en riesgo”, explica uno de los líderes del estudio, el Dr. Benjamin Ebert, del Hospital de la Mujer en Boston.

El estudio, que ha sido publicado este pasado miércoles en la revista New England Journal of Medicine, muestra que el tener una de las mutaciones genéticas no predestina a alguien a que desarrolle cáncer en la sangre, pero si es cierto que eleva el riesgo de padecerlo 10 veces. También aumenta la posibilidad de un infarto cardiaco o apoplejía, y de morir por alguna de estas causas en los siguientes de cuatro a ocho años.

Las mutaciones genéticas eran inusuales en personas menores de 40 años, pero fueron halladas en un 10% de los mayores de 65 años y en casi 20% de los de más de 90. Sin embargo como explica Ebert, “nadie debe salir mañana a buscar estas mutaciones”,  porque no existe tratamiento por tener alguna y tampoco hay forma de evitar que el cáncer se desarrolle.

El estudio, que será presentado en diciembre en una conferencia de la Sociedad Estadounidense de Hematología, está encabezado por el Instituto Broad del Instituto Tecnológico de Massachusetts y grupos afiliados con Harvard, y financiados en su mayoría por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Se necesitan muchas mutaciones genéticas para que una célula resulte en cáncer
Solamente en Estados Unidos, cada año se diagnostica algún cáncer sanguíneo a 140.000 personas. Todos esos cánceres tienen su origen en genes defectuosos, que al contrario de lo que se pueda pensar, la mayoría de ellos no se heredan, y es que durante la vida del paciente padecen imperfecciones por diversas razones que los convierten en defectuosos.

Los investigadores quieren ver si pueden hallar los primeros pasos en la mutación inicial, ya que es el momento esencial para detectar un estado previo a la anormalidad de la célula, y por ende a la malignidad, antes de que el cáncer se desarrolle y aparezcan los síntomas. Por lo general se necesitan muchas mutaciones genéticas para que una célula se vuelva tan anormal que resulte en cáncer.
..Emilio Ramírez