Inicio ASP Las patologías del tobillo más frecuentes entre los deportistas son la inestabilidad...

Las patologías del tobillo más frecuentes entre los deportistas son la inestabilidad crónica desarrollada en los esguinces

Compartir

Entre un 20 y un 40% de los deportistas que han sufrido un esguince de tobillo desarrollarán una inestabilidad crónica, y es que esta es una de las conclusiones más importantes que Cristóbal Rodríguez Hernández y Juan Diego Ayala Mejías, miembros de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte (Setrade) realizaron como editores del libro ‘Patología del Tobillo. Lesiones crónicas en el deporte’, y que fue presentado dentro del marco del XV Congreso Nacional de la Federación Española de Medicina del Deporte (Femede) que entre el 26 y 29 de noviembre se ha celebrado en La Coruña.

El libro, también recoge lesiones menos frecuentes que por su “difícil diagnóstico desembocan en una clínica de dolor e impotencia funcional permanente que, al disminuir el rendimiento deportivo, lleguen a apartar al deportista de su carrera”, explican sus editores.

El estudio de este libro, que está dirigido a todos los profesionales relacionados con el mundo de la patología deportiva, permitirá a los especialistas en Traumatología y Cirugía Ortopédica un “diagnóstico certero” y un “tratamiento adecuado” para “reintegrar al deportista lo antes posible y evitar la reaparición de nuevas patologías”.

Durante el Congreso, las patologías del tobillo fue uno de los temas que más interés tuvo, sobre todo cuando se explicó cuáles son las más frecuentes entre los deportistas. En este sentido, suelen ser la estabilidad crónica desarrollada en los esguinces; las lesiones de las sindesmosis tibioperonea, con la peculiaridad de que con relativa frecuencia pasan desapercibidas; los pinzamientos anteriores y posteriores, que limitan el rango de movilidad del tobillo; la patología tendinosa de los tendones que circundan la articulación; las lesiones subastragalinas, poco frecuentes y además de difícil diagnóstico, y las facturas de estrés o por sobrecarga.
..Emilio Ramírez