Inicio ASP Los oncólogos piden “que tanto la medicina pública como la privada sean...

Los oncólogos piden “que tanto la medicina pública como la privada sean del máximo nivel, porque los dos modelos pueden y deben coexistir”

Compartir

Si la medicina privada quiere aspirar a la excelencia en la asistencia oncológica es necesario crear sinergias con el sistema público, y es que esta manifestación se desprende del encuentro de la Fundación ECO (Excelencia y Calidad en Oncología) que se celebró ayer en Madrid, y que reunió a oncólogos médicos, representantes de las aseguradoras, hospitales privados, pacientes y a la industria farmacéutica para valorar y debatir sobre el papel de la sanidad privada en el tratamiento del cáncer.

En este encuentro, convocado y organizado por la Fundación ECO, en colaboración con Roche, y coordinado por el jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Hernán Cortés Funes, y por el doctor del servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, y director del Área de Oncología Médica del Grupo IMO (Instituto Madrileño de Oncología), José Luis González Larriba, se han presentado las conclusiones del primer grupo de trabajo creado para analizar la presencia de la medicina privada en el tratamiento del cáncer.

A modo de presentación del encuentro, Cortés Funes declaró que “el centro del sistema es el paciente y, pensando en él, debemos esforzarnos en que tanto la medicina pública como la privada sean del máximo nivel, porque los dos modelos pueden y deben coexistir. Hay que aprovechar las fortalezas de cada uno y aumentar las vías de colaboración”.

Durante el encuentro, Cortés Funes, de modo general, repasó las cifras en las que la sanidad privada se maneja en España, cifras que al país “le han permitido alcanzar un mayor prestigio y excelencia”. Como explicó, a día de hoy, el 25% del gasto sanitario español procede del sistema privado, que cuenta con más de siete millones de asegurados y en el que trabajan 230.000 profesionales.

Con estos datos, prosiguió el especialista, las perspectivas apuntan a que la tendencia de expansión siga continuando, y es que en la actualidad tiene un crecimiento anual del 5%. Ante estas cifras, Cortés Funes considera que es “ineludible analizar la situación, detectar fortalezas y debilidades en la convivencia de ambos sistemas para poder hablar de medicina de calidad y excelencia, independientemente de que sea pública o privada”.

Una asistencia oncológica privada sostenible
Uno de los aspectos en el que los oncólogos reunidos destacaron sobremanera, fue la capacidad que la medicina privada tiene para dotar a la oncología de alta tecnología, así como su gran flexibilidad y agilidad tanto en el diagnóstico como en el tratamiento, características que contribuyen a evitar posibles saturaciones y reducir plazos en el sistema público.

No obstante, en el documento presentado se señaló la importancia de que la asistencia sanitaria oncológica privada sea en primer lugar una alternativa de calidad, pero al mismo tiempo también sostenible.  Al respecto, González Larriba explicó que si se quiere garantizar una cobertura sanitaria oncológica privada sostenible, “el importe de las primas de los seguros actuales puede ser insuficiente dado que los gastos oncológicos han aumentado mucho por el incremento de la incidencia del cáncer, la cronificación de la enfermedad, así como el coste de las pruebas diagnósticas y tratamientos oncológicos innovadores”.

Transparencia en las pólizas sanitarias
Otro aspecto a tratar fue las pólizas sanitarias, en pocas palabras, que el paciente sepa que es lo que le cubre su póliza. En este sentido, González Larriba reclama una mayor transparencia en ellas, y es que “el paciente tiene que tener muy claro qué tratamiento o pruebas diagnósticas están cubiertas por su póliza, no puede existir la letra pequeña en este tipo de contratos”. Del mismo modo remarcó la necesidad de “potenciar una mayor conciencia social sobre la importancia de conocer los detalles de una póliza sanitaria a la hora de firmarla, así como las repercusiones que tendrá para su salud”.

En esta misma línea se manifestó Vicente Guillem, vicepresidente de la Fundación ECO y jefe del servicio de Oncología Médica de la Fundación del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), indicando que si la sanidad privada quiere seguir la estela de la excelencia, “todos los pacientes deberían tener garantizado el acceso a t