Inicio ASP El intrusismo laboral de los médicos se alimenta de los vacíos jurídicos

El intrusismo laboral de los médicos se alimenta de los vacíos jurídicos

Compartir

9 falsos médicos detenidos en Valencia en octubre, 2 falsos médicos detenidos en Murcia, títulos comprados por 42.000 euros… el intrusismo laboral medico es una realidad cercana, se han dado casos decenas de casos desde 2008, además de en Valencia y Murcia, en Madrid, Extremadura o Cataluña.

El Colegio de Médicos de Valencia ha organizado una conferencia para dar a conocer la problemática del intrusismo y concienciar de las graves consecuencias que supone para la sociedad esta realidad. El paciente, explican fuentes colegiales, debe tener la seguridad y garantía de que quien está al cargo de su salud es un colegiado con conocimientos y facultades para ello.

Junto al Dr Rafael Torres, presidente de la Comisión de Intrusismo y Defensa de la Salud, y el vicepresidente del Colegio, Dr. Pedro Juan Ibor, estuvieron Dña. Pilar Tomás Gómez, fiscal en la Sección de Penal y Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Valencia, D. Manuel Campoy Miñarro, fiscal en la Sección de Social, Contencioso Administrativo y Mercantil-Consumidores de la Fiscalía Provincial de Valencia y D. Fernando Moner, presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (AVACU).

Torres insistió en las graves consecuencias que tiene en la sociedad la intromisión en la medicina y avanzó que el Colegio de Médicos combate esta realidad con todos los medios posibles, y dijo que “el Colegio está para defender la profesión y garantizar al paciente la certificación y profesionalidad de quien cuida de su salud, y con esta lucha pretendemos conseguir sendos objetivos”.

Sin embargo, la mesa advirtió que la imprecisión de la ley en las definiciones médicas favorece en muchos casos la proliferación de casos de intrusismo que se cierran sin consecuencias jurídicas determinantes. En ese sentido, la fiscal Pilar Tomás matizó que es necesaria una legislación más concreta para evitar que dichas imprecisiones favorezcan vacíos jurídicos, y destacó en su intervención que la normativa actual contempla multas de 6 a 12 meses a “aquellos que ejercen actos propios de la profesión médica sin poseer el correspondiente título académico, y penas de 6 meses a 2 años si además, el culpable se atribuye públicamente la cualidad profesional amparada por el título referido”.

En el mismo sentido, el fiscal Campoy introdujo los matices que comporta la unión paciente/consumidor aludiendo a los derechos atribuidos a aquellos que siendo pacientes son a la vez considerados también consumidores, y quiso poner el foco en la proliferación de publicidad ilegal en el ámbito médico, en la cual se atribuye la condición de llevar a cabo actos médicos por personas sin la titulación necesaria generando confusión a quienes la consumen.

Por su parte Moner, presidente de AVACU, quiso destacar la necesidad de los colegios profesionales en la validación y certificación de los profesionales encargados de la salud de las personas, y también en la resolución de conflictos internos entre profesionales sin necesidad de recurrir a los órganos judiciales.
..Alfonso González