Inicio Actualidad Fractura de cadera, punta del iceberg en fragilidad del anciano

Fractura de cadera, punta del iceberg en fragilidad del anciano

Compartir

Las fracturas por fragilidad ósea se asocian estrechamente al envejecimiento y la osteoporosis. La de cadera, una de las más prevalentes, se cifra en 47.000 casos anuales en España, la mayoría en mujeres de más de 65 años. Sus consecuencias pueden ser devastadoras: uno de cada tres enfermos fallece en el primer año tras la lesión (un 5 por ciento en el ingreso hospitalario); del resto, la mitad no alcanzará el nivel de recuperación funcional previo a la caída. Fátima Brañas, geriatra, responsable del Proceso de Fractura de Cadera por Fragilidad en el Anciano del Hospital Universitario Infanta Leonor, en Vallecas (Madrid), lo sintetiza en una imagen: “En el anciano frágil, la fractura de cadera es la punta del iceberg. Muchas veces supone el principio de un deterioro que termina con la discapacidad o incluso con la muerte”.
(Diario Médico)