No se pierda

Hacer ejercicio moderado reduce el riesgo de diabetes gestacional

17 de agosto, 2015
Ejercicio gestacional

El ejercicio moderado durante el embarazo puede disminuir el riesgo de diabetes gestacional en un 31% así como también ayuda a frenar la habitual subida de peso materno, según se ha demostrado en los estudios publicados el pasado 3 de junio en la revista British Journal of Obstetrics and Gynecology.

La autora principal del estudio, la Dra. Gema Sanabria Martínez, del hospital Virgen de la Luz de Cuenca señaló que “no se debe temer al ejercicio durante el embarazo; de hecho, los niveles moderados de ejercicio que hemos estudiado tuvieron unos efectos significativamente positivos en la salud y son seguros tanto para la madre como para el bebé“.

Una complicación común durante el embarazo es la diabetes gestacional, vinculada a problemas más graves como la preeclampsia, la hipertensión, el parto prematuro, el aumento de la tasa de cesáreas, y la diabetes tipo 2 en la madre después del parto. Los niños nacidos de mujeres con diabetes gestacional también tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y obesidad más adelante en la vida.

La cultura popular sostiene que las mujeres deben reducir su actividad física o dejar de hacer ejercicio por completo durante el embarazo. Sin embargo, investigaciones recientes demuestran que el ejercicio durante el embarazo podría mejorar los resultados en la madre y en el niño. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos actualmente recomienda que las mujeres embarazadas se ejerciten moderadamente, por lo menos 30 minutos por día, si es posible, todos los días de la semana.

Para realizar dicho estudio, los autores buscaron seis bases de datos científicos para ensayos controlados aleatorios publicados (en inglés y en español) entre enero de 1990 y mayo de 2014. Los ensayos incluidos evaluaron los programas de ejercicios para mujeres embarazadas sanas que fueran sedentarias o llevaran a cabo ejercicio a niveles bajos durante el inicio de los estudios. Los programas de ejercicios variaron ampliamente en el tipo, la frecuencia durante una semana, y la duración total; algunos programas se iniciaron en el segundo trimestre, mientras que otros abarcaron todo el embarazo.

El análisis incluyó 13 ensayos aleatorios controlados que estudiaban a 2.873 mujeres embarazadas. Los resultados mostraron que las mujeres embarazadas que participan en programas de ejercicio disminuyeron su riesgo de diabetes gestacional en un 31%. Las mujeres que hicieron ejercicio durante todo el embarazo consiguieron disminuir el riesgo de diabetes gestacional hasta en un 36%. Por último, descubrieron que realizar ejercicios combinados como de tonificación, fortalecimiento, flexibilidad o ejercicios aeróbicos baja el riesgo de diabetes gestacional hasta un 31%.

Además, las mujeres que hicieron ejercicio durante el embarazo ganaron alrededor de 1 kg menos que las que no se ejercitaron y, quienes sí lo hicieron, no experimentaron ningún efecto secundario adverso proveniente del hecho de ejercitarse.

Nuestro estudio tiene importantes implicaciones clínicas y de salud pública, ya que proporciona un apoyo paraa las recomendaciones que se dan para asesorar a madres y se les anima a participar en programas de actividad física como estrategia efectiva y segura de experimentar embarazos más saludables” y, concluyen los autores, “reducirán el riesgo de diabetes gestacional, evitarán una excesiva subida de peso y, por tanto, mejorarán la salud de sus hijos“.
..Amaya Lujambio