Inicio ASP Las causas de las muertes en el año 2012

Las causas de las muertes en el año 2012

Compartir

La primera clasificación de las Defunciones según la causa de muerte se remonta al decenio 1861-1870. Esta primera clasificación tenía únicamente cinco enfermedades. Posteriormente, la causa de muerte se clasificó según la lista de 99 diagnósticos del Dr. Bertillón que constituyó el origen de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se utiliza en la actualidad para la codificación de las causas de defunción. Hoy en esta clasificación se incluyen más de 12.000 tipos de enfermedades.
Agrupados según la clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la OMS, el INE dio a conocer en su momento la distribución de defunciones en España, según la causa que la motivó durante el año 2013. A grandes rasgos, arroja los siguientes datos:

  • La tasa bruta de mortalidad se situó durante 2013 en 837,9 fallecidos por cada 100.000 habitantes, un 2,7% menos que el año anterior.
  • El número de defunciones disminuyó un 3,1% respecto a 2012.
  • Los tumores fueron la principal causa de muerte en los hombres y las enfermedades del sistema circulatorio en las mujeres

En ese mismo año se produjeron en España 390.419 defunciones, 12.531 menos que en el año anterior (-3,1% en términos relativos) Descenso que se ha visto asociado, en parte, por el importante incremento de la mortalidad por enfermedades respiratorias que se registró durante 2012.

Por sexo fallecieron 199.834 hombres (un 3,0% menos en 2012 y 190.585 mujeres, un 3,3% menos).

La tasa bruta de mortalidad se situó en 837,9 fallecidos por cada 100.000 habitantes, un 2,7% menos que en el año anterior. La tasa femenina fue de 805,5 fallecidas por cada 100.000 mujeres (-3,10%) y la masculina de 871,4 por cada 100.000 hombres (-2,4%)

Principales causas de muerte por grupos de enfermedades
El grupo de enfermedades del sistema circulatorio se mantuvo como la primera causa de muerte (tasa de 252,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes) seguida de la de tumores (238,3) y de las enfermedades del sistema respiratorio (91,4). Las enfermedades del sistema nervioso, en el que se incluye el Alzheimer, fueron la cuarta causa de la muerte (46,1)

Por edades, la causa principal de muerte entre los niños menores de un año fueron las afecciones perinatales, con una tasa de 162,8 por cada 100.000 nacidos vivos.

En el caso de los grupos de edad de uno a cuatro años y de 10 a 39, el principal motivo de su mortalidad fueron las causas externas; accidentes, homicidios, suicidios, etc., con unas tasas de 3,4 y 13,o fallecidos por cada 100.000 personas, respectivamente.

Para los grupos de cinco a nueve y de 40 a 79 años, la primera causa fueron los tumores, con una tasa de 3,5 y 309,3 por cada 100.000 personas.

Como grupo final, se considera a los mayores de 79 años. En este grupo fueron las enfermedades del sistema circulatorio las causas del mayor grado de mortalidad, 3.147,3 fallecidos por cada 100.000 habitantes.

Detalle del apartado “Enfermedades circulatorias” y “tumorales”
En este grupo de enfermedades, a nivel más detallado, las isquémicas del corazón –infarto, angina de pecho, etc– ocuparon el primer lugar de las enfermedades cerebrovasculares.

Por sexo, las isquémicas del corazón fueron también la primera causa de la muerte en los hombres y las enfermedades cerebrovasculares en las mujeres.

Entre los tumores, los causantes de un mayor grado de mortalidad fueron el cáncer de bronquios y pulmón, así como el cáncer de colon (con aumentos del 0,8 y 0,7, respectivamente. Por sexo, ambos tipos de cáncer causaron más defunciones entre los hombres -0,6% y 0,1% respecto al año anterior. En lo que a las mujeres se refiere, el cáncer de mama ha sido, hasta ahora, el que en ellas arroja el mayor índice de mortalidad – con un aumento del 3,1%-, seguido del de bronquios y pulmón (7,3%).

Por demencias fallecieron 16.305 personas y por Alzheimer, 12.775, ambas vías se situaron entre la quinta y la séptima causa de muerte más habituales en España durante el pasado 2013. Dándose la circunstancia de hecho. De cada diez fallecidos por estas causas, siete fueron mujeres.

Entre las enfermedades más frecuentes, en líneas generales, las que más rebajaron su índice de mortalidad fueron las de tipo respiratorio; la neumonía (110,3%) y las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores (9,3%) Hay que destacar que en 2012 se había dado un importante incremento de fallecimientos por este tipo de enfermedades.

Distribución por capítulos según la Clasificación Internacional de Enfermedades (Año 2013)

  • Capítulos de la CIE-10 Nº total de defunciones 402.950 100,0%.
  • Enfermedades del sistema circulatorio 122.097, 30,3%.
  • Tumores 110.993, 27,5%
  • Enfermedades del sistema respiratorio 47.336, 11,7%
  • Enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos 22.089 ,5,5 %
  • Enfermedades del sistema digestivo 19.797 4,9%
  • Trastornos mentales y del comportamiento 17.145, 4,3%.
  • Causas externas de mortalidad 14.005 3,5 % Enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas 12.824, 3,2 %
  • Enfermedades del sistema genitourinario 11.839, 2,9%
  • Síntomas, signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio 10.016, 2,5%
  • Enfermedades infecciosas y parasitarias 6.520 1,6 %
  • Enfermedades del sistema osteomuscular y del tejido conjuntivo 3.766 0,9%
  • Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos y ciertos trastornos que afectan al mecanismo de la inmunidad 1.555, 0,4%
  • Enfermedades de la piel y del tejido subcutáneo 1.306, 0,3% Afecciones 829, 0,2%
  • Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas, 823, 0,2 %
  • Embarazo, parto y puerperio 18. 0/0%

Circunstancias externas
En el pasado año se produjeron 14.678 fallecimientos por las conocidas como causas externas. En este sentido conviene resaltar que debido a que para la elaboración de estas informaciones estadísticas se dispone de una nueva fuente de información, la judicial, se ha introducido este año una mejora metodológica en el proceso de elaboración por esta vía. Circunstancia que permite asignar de forma precisa la causa de defunción en las muertes con intervención judicial. Por la tanto, ciertas defunciones que estaban englobadas en causas mal definidas, a partir de 2013 se han podido atribuir a causas externes más específicas. Con lo cual “la mejora incorporada a los datos de 2013, tiene el efecto de que la serie no sea estrictamente comparable con la de años anteriores.

De esta forma puede afirmarse con mejor fundamento que las causas de fallecimiento por este apartado (accidentes, suicidios, homicidios, etc. fueron el motivo de cuatro de cada diez fallecimientos entre personas de ambos comprendidas en edades que van desde los diez hasta los 39 años. En 2013 fallecieron por suicidio, 2.911 hombres y 959 mujeres, situándose el suicidio en 8,3 fallecidos por cada 100.000 personas (12,7 hombres y 4,1 mujeres).
Las caídas accidentales fueron la segunda causa de muerte con 2.672 fallecidos y por ahogamiento, sumersión y sofocación, la tercera, con 2.208.

Por accidentes de tráfico fallecieron 1807 personas. El descenso de los últimos años por este concepto sitúa esta causa en la quinta razón de muerte por causas externas como la quinta, mientras que en 2007 fue la primera.

Distribución por Comunidades Autónomas
Las tasas brutas más elevadas de fallecidos, por estos conceptos. Por cada 100.000 habitantes en 2013 correspondieron al Principado de Asturias (1.196,9), Galicia (1.105,4) y Castilla y León (1.097,5).
En cambio, las más bajas se ubicaron de esta forma; ciudades autónomas de Melilla (551,1) y Ceuta (628,4) y en las Comunidades de Canarias (646,0) y Comunidad de Madrid (663,1).

Las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que hay más defunciones debido al efecto estructural de la edad. Para corregirlo, se calculan las tasas estandarizadas que representan la mortalidad de las Comunidad autónoma como si todas tuvieran la misma composición por edad. En este caso, las regiones con las tasas estandarizadas más elevadas serían las ciudades autónomas de Ceuta (862,1) y Melilla (798,6), las de Andalucía (736,1) y Extremadura (713,4).

En todas las Comunidades descendió la mortalidad salvo en la ciudad autónoma de Ceuta, que aumentó en un 5,3 % su tasa estandarizada. Las Comunidades donde más disminuyó dicha tasa fueron las de La Rioja (-8,8%) y la de Murcia (-8,5%)
..Lola Granada