Inicio ASP La ciclosporina tópica, mejor para la rosácea ocular

La ciclosporina tópica, mejor para la rosácea ocular

Compartir

Según un nuevo estudio publicado en la revista International Journal of Ophthalmology, la ciclosporina tópica es más efectiva que la doxiciclina oral para el tratamiento de la rosácea ocular. Los investigadores examinaron a 110 pacientes con rosácea e identificaron 38 con enfermedad ocular: rosácea asociada al párpado, cambios en la superficie ocular y quejas por ojo seco. Estos 38 pacientes fueron asignados al azar en dos grupos de igual tamaño para recibir ciclosporina tópica dos veces al día, o 100 mg de doxiciclina dos veces al día durante 1 mes y luego una vez al día durante 2 meses. Se les hizo una evaluación al inicio y una vez al mes, durante 3 meses, con un cuestionario sobre la enfermedad de la superficie ocular, los signos y síntomas y unas pruebas de función lacrimógenas. Características como el espesamiento de la glándula de meibomio, hiperemia conjuntival, ardor y escozor estaban presentes en todos los pacientes antes de la terapia, y las puntuaciones del índice de enfermedades oculares fueron similares entre los grupos al inicio del estudio.

Los autores del estudio, liderados por Aysegul Arman de la Clínica de Oftalmología Ankara Ataturk en Turquía, encontraron que aunque ambos tratamientos fueron efectivos en la rosácea asociada a cambios oculares, la ciclosporina proporcionó mayor alivio sintomático y fue más eficaz en el tratamiento de los signos en los párpados, tales como espesamiento de la glándula de meibomio. La diferencia en las puntuaciones medias de la córnea conjuntiva, antes y después de la terapia, fueron similares entre ambos grupos. Los pacientes en el grupo de ciclosporina también demostraron mayores incrementos en la puntuación media de Schirmer con la anestesia y las puntuaciones de tiempo de ruptura lagrimal en comparación con los del grupo de la doxiciclina.

Además, las puntuaciones medias del índice de la enfermedad de la superficie ocular fueron significativamente menores entre los pacientes en el grupo de la ciclosporina en comparación con aquellos en el grupo de doxiciclina después de 3 meses de tratamiento.

Los autores discuten los resultados positivos de los estudios previos que evaluaron la fisiopatología de la rosácea ocular y las intervenciones terapéuticas con tetraciclinas y ciclosporina. Sin embargo señalan que “este estudio es el primero en comparar la eficacia de ambos fármacos en la rosácea asociada a cambios oculares en la superficie y a las quejas por ojo seco“.

Agregan que actualmente no existe una terapia estándar para el tratamiento de la rosácea ocular y que las limitaciones de uso de la doxiciclina oral a largo plazo ponen de relieve la necesidad de terapias alternativas.

Por tanto, el Dr. Arman y sus colegas concluyen que “teniendo en cuenta que la rosácea ocular es una enfermedad crónica y requiere un tratamiento a largo plazo, se concluye que la ciclosporina como fármaco tópico se puede utilizar para la rosácea ocular, ya que es más eficaz que la doxiciclina oral, que tiene efectos secundarios que limitan su uso a largo plazo“.
..Amaya Lujambio