No se pierda

El abuso del Bupropión está en aumento, según nuevo estudio

10 de agosto, 2015
Bupropión

El bupropion (comercializado bajo las marcas comerciales Odranal, Wellbutrin, Zyban, Voxra, Budeprion, Prexaton, Elontril oAplenzin; y anteriormente conocido como ‘anfebutamona’) es un fármaco con propiedades psicoestimulantes indicado como antidepresivo y para el cese del tabaquismo, perteciente a la clase de inhibidores de la recaptación de dopamina y noradrenalina (IRDN). La proporción de prescripciones de bupropión recetadas en circunstancias de uso probablemente indebido o incorrecto, aumentó casi 10 veces en Ontario, Canadá, durante un período de 13 años, según revela un estudio publicado en la revista Annals of Family Medicine.

En el último año del estudio, la suma de dichas prescripciones cuestionables daba un total aproximado de 48.000 pastillas del fármaco. Aquellas personas que han llevado a cabo un consumo indebido del fármaco afirman que proporciona unos efectos similares de los de la cocaína.

“Estos hallazgos sugieren un fenómeno preocupante, y es que las recetas bupropión se están utilizando de forma recreativa a un ritmo que cada vez crece más”, según señalan los investigadores, liderados por el Dr. Leah S. Steele, MD, PhD, del Clinical Evaluative Sciences; Hospital St. Michael; y la Universidad de Toronto, en Ontario, Canadá.

“Tanto los médicos como los farmacéuticos deben ser conscientes de la posibilidad del mal uso de bupropión, sobre todo en pacientes propensos a los trastornos por uso de sustancias o aquellos que muestran conductas de búsqueda de drogas inusuales”, comentaron los investigadores.

El estudio transversal incluyó datos de los habitantes de Ontario menores de 65 años, que no residen en centros de atención a largo plazo, que recibieron recetas bajo el programa público de medicamentos de la provincia desde el 1 de abril de 2000 hasta el 31 de marzo de 2013.

Los investigadores determinaron la cantidad de recetas trimestrales de bupropión que eran probablemente inadecuadas, estas se definían como aquellas en las que los pacientes acudían a recibir más medicamento en la mitad de tiempo de lo que duraba la prescripción, y aquellas que fueran potencialmente engañosas, procedentes de un prescriptor diferente al habitual o de una farmacia distinta. Se llevaron a cabo los mismos análisis para el citalopram y sertralina, que son los antidepresivos de los que no se sabe si son propensos al abuso.

Los autores identificaron 1.780.802 recetas de bupropión, 3.402.462 para el citalopram, y 1.775.285 para la sertralina.

Hubo un fuerte aumento de prescripciones potencialmente engañosas de bupropión durante el período del estudio, pasando de menos del 0,05% de todas las recetas a 0,47%, registrando un mayor incremento después de 2008. En el trimestre final del estudio, esta tasa de 0.47% fue significativamente mayor en comparación tanto con el citalopram (0,11%) como con la sertralina (0,12%).

Los investigadores señalan que el programa público de medicamentos del que se obtuvieron los datos del estudio cuentan menos de la mitad de todos los gastos de medicamentos recetados en Ontario. “En consecuencia, aunque se identificaron una gran proporción de prescripciones bupropión anómalas en la provincia, el número total es, con certeza, bastante más alto”, concluyeron los autores del estudio.
..Amaya Lujambio