No se pierda

‘Vía Clínica de Recuperación Intensificada en Cirugía Abdominal’ para mejorar la recuperación del paciente sometido a esta intervención quirúrgica

16 de septiembre, 2015
RICA

El documento Vía Clínica de Recuperación Intensificada en Cirugía Abdominal (RICA) ha sido elaborado por profesionales de enfermería y medicina (especialistas en cirugía, anestesia, urología, nutrición, y ginecología y obstetricia) y evaluado metodológicamente por el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS). Responde a una iniciativa del Grupo Español de Rehabilitación Multimodal (GERM) cuyos miembros solicitaron la colaboración del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para promover la recuperación temprana de los procesos quirúrgicos en el Sistema Nacional de Salud.

La presentación ha tenido lugar en el Ministerio de Sanidad, con la presencia del director general de Salud Pública, Calidad e Innovación, José Javier Castrodeza.

La rehabilitación multimodal quirúrgica, (en inglés Fast-track Surgery o Enhanced Recovery After Surgery), constituye la aplicación de una serie de medidas y estrategias perioperatorias en determinados pacientes que van a ser sometidos a un procedimiento quirúrgico, con el objetivo de propiciar una mejor recuperación del paciente al disminuir significativamente la morbimortalidad asociada.

Los protocolos de rehabilitación multimodal revisan las prácticas tradicionales perioperatorias, valorando los puntos clave específicos de cada tipo de cirugía y analizando la evidencia científica de los mismos para optimizar la recuperación y disminuir la respuesta al estrés quirúrgico. Las ventajas de estos protocolos han sido demostradas en ensayos clínicos aleatorizados y meta-análisis que demuestran una mejor utilización de los recursos y mejora de resultados, además de una mejora en la calidad percibida por el paciente.

Al colaborar en la elaboración y difusión de esta Vía Clínica, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, continúa con el impulso de colaboración con los profesionales sanitarios en líneas de mejora de la seguridad, calidad y eficiencia en la práctica clínica.

Su implantación en los servicios y centros del Sistema Nacional de Salud, facilitará a los profesionales sanitarios recomendaciones basadas en la evidencia científica, que permitirán promover la recuperación temprana de los procesos quirúrgicos, mejorando la seguridad de los pacientes y optimizando la utilización de recursos.