No se pierda

La Asociación Americana del Corazón aconseja bajar la presión sistólica para reducir el riesgo de infarto

12 de noviembre, 2015
Tomar la tensión

Un tratamiento para la hipertensión arterial más agresivo de lo usual podría reducir de manera considerable el riesgo de enfermedades cardiovasculares e incluso de muerte, según resultados preliminares de un informe sobre una reunión mantenida por la Asociación Americana del Corazón en Orlando, y el estudio SPRINT (Estudio de intervecniónen la presión sistólica de la sangre) publicado este lunes en The New England Journal of Medicine.

El estudio que, comenzó a finales de 2009 con más de 9.300 pacientes de más de 50 años en adelante, procedentes de cientos de centros médicos de todo Estados Unidos y Puerto Rico, hace que hasta la fecha se trate de la mayor investigación clínica realizada para examinar los efectos del tratamiento para la hipertensión, con enfoque en la presión sistólica de la sangre a un nivel menor al recomendado.

Los pacientes participantes en el ensayo fueron divididos en dos grupos: la mitad de ellos mantuvo su presión sistólica por debajo de 12 (1200 mm/hg), y la otra mitad mantuvo la tensión al borde de lo considerado hasta ahora como saludable, por debajo de 14 (1400 mm/hg).

El estudio demostró que reducir la presión sistólica a 12 disminuye en un 24% el riesgo de infartos, deficiencia cardíaca o de un accidente cardiovascular; del mismo modo, se reduce un 27% la mortalidad asociada a estas patologías, en comparación con la recomendación actual de mantener una presión sistólica de 14 (1400 mm/hg), al menos en este grupo de edad.

El estudio provee potencialmente información que salvaría vidas, que podría ser útil para los proveedores de cuidados de salud cuando consideren el mejor tratamiento para algunos de sus pacientes, particularmente a los mayores de 50 años”, explica Gary Gibbons, director del instituto del Corazón, Pulmones y Sangre (NHLBI, en inglés) y principal autor del estudio.

A tenor de los resultados, teniendo en cuenta que la recomendación actual de los médicos en general para mantener la presión sistólica es 14 (1400 mm/hg), queda “en el aire” la idea de que debería revisarse ese parámetro, y por ende la práctica clínica, y es que así lo entiende Gibbons. “Hay suficiente evidencia de que tratar la presión sanguínea a un nivel más bajo para pacientes mayores o de alto riesgo puede ser beneficioso y dar resultados aún mejores”, concluye.
..Redacción