No se pierda

Propuestas comúnes de los cuatro candidatos del ICOMEM, pero visiones diferentes del futuro inmediato

5 de febrero, 2016
Elecciones ICOMEM 2016-3

Tercer cara entre los cuatro candidatos para ser presidente del Colegio de Médicos de Madrid. En la sede del sindicato AMYTS se dieron cita ayer Ana Sánchez Atrio, Guillermo Sierra, Juan Abarca y Miguel Ángel Sánchez Chillón, en un debate moderado por el secretario general, Julián Ezquerra, respondiendo a cuatro grandes preguntas que configuraron los otros tantos bloques en los que se desarrolló el acto.

1. ¿Cómo revertir la desafección del colegiado?

  • Guillermo Sierra: “El médico está dejado del Colegio”, y es que para Sierra, hay que plantearse esta pregunta: “¿Para qué sirve el Colegio?”. Su candidatura apuesta por “acercar el Colegio al médico, ir donde está el médico y ver sus necesidades para defenderle”, apuesta por la idea de “dar prestigio al Colegio, y eso lo hacen las personas. El Colegio debe ser un interlocutor y acercarse a las necesidades de los médicos”. Para Sierra “no se puede hablar de calidad asistencial si el médico no está satisfecho”.
  • Juan Abarca: “No hay que ver el Colegio como una institución que genere conflictos entre los profesionales”. Para Abarca, hay que acabar con esa sensación de “hartazgo y hastío” que el Colegio ha generado entre los médicos.
  • Miguel Ángel Sánchez Chillón: “Desafección hacia su Colegio y falta de capacidad para que el Colegio conecte con el colegiado”, y es que para Sánchez Chillón, deber ser prioritaria la idea de que el “Colegio es la casa de los médicos, y los médicos participen en el Colegio”.
  • Ana Sánchez Atrio: para la que hasta ahora ha sido la vicepresidenta del Colegio de Médicos de Madrid, “la desafección es histórica en el Colegio y no es ningún referente para el colegiado”. Atrio considera que “históricamente ha sido una institución inmovilista”, por lo que “hay que ir poco a poco y conseguir que los médicos se sientan identificados”.

En este primer bloque, los cuatro candidatos desarrollaron algunas de sus propuestas:

  • Guillermo Sierra: “Iré a todos los hospitales y centros de salud para defender los problemas de los médicos”. “Yo trabajo dos días a la semana, el resto, lo dedicaré al Colegio”. Su candidatura aboga por la Oficina de Defensor del Médico que, o bien a través del Colegio o de agentes sociales, defenderá los derechos de los médicos. Para Sierra, uno de los grandes problemas que distorsionan los auténticos problemas del Colegio es que “hay una obsesión con el dinero”; para evitarlo, la solución que ofrece pasa porque “todo lo que se haga se sepa por la comisión de control, siendo los compromisarios los que deciden”. Además, Sierra proclama su “defensa por la Sanidad Pública”, la “defensa de la primacía del paciente”, y que “los intereses mercantiles estén siempre por debajo de los sociales”.
  • Juan Abarca: “Poner en común lo que une a los colegiados y descartar lo que les separe”, esa es la primera premisa que Abarca tiene en su ideario. Para ello, en el Colegio “tiene que haber siempre disponibilidad e información permanente”.
  • Miguel Ángel Sánchez Chillón: “El Colegio se debe comprometer a defender no solo a los médicos, sino también a los ciudadanos”. Chillón considera que a día de hoy “el Colegio es deficitario en cuanto a servicios que ofrece a los médicos”, por ello apuesta por la “participación de los colegiados”.
  • Ana Sánchez Atrio: De los cuatro candidatos, Atrio fue la que más referencia hizo a la economía del Colegio y todo lo que ello implica, ya sea gastos, ingresos, o presupuestos. Haciendo una retrospectiva como vicepresidenta en estos últimos cuatro años, afirma “que con la herencia presupuestaria que nos dejaron, con el mismo presupuesto de 2012, hemos dado mejores prestaciones”.

2. ¿Qué decir a las voces críticas al servicio que presta el Colegio?

  • Guillermo Sierra: “El Colegio debe ser independiente de empresas, que las guerras mercantiles sean de puertas para fuera”. Pero considera que si “hay empresas que haya que contratar en un momento determinado, tienen que ser mediante concurso público y tienen que pasar por la asamblea de compromisarios”. Defiende como la Plataforma Profesional a la que representa, cada uno de sus miembros “pone su esfuerzo y trabajo”, teniendo claro “que el Colegio debe ser independiente”.
  • Juan Abarca: Haciendo uso de su perfil de empresario de HM Hospitales, ofrece soluciones con un claro matiz de cómo gestionar el Colegio, desde el punto de vista institucional. Para Abarca, “internalizar los servicios que sean eficientes” es un cambio que se puede introducir para una nueva gestión del Colegio.
  • Miguel Ángel Sánchez Chillón: “El Colegio es una empresa con capacidad para gestionar muchas cosas”, pero afirma que debe “producirse un cambio de balanza”, ya que critica como algunos gastos del Colegio “no están justificados”.
  • Ana Sánchez Atrio: “Ni empresas ni patrocinio, no queremos un Colegio parasitado”. Desde su candidatura, la que más vinculación tiene con el Colegio, ya que una parte de su equipo ha pasado los últimos años en la gestión de la institución, muestra su satisfacción por cómo han podido manejar la herencia deficitaria que en presupuesto le dejó la anterior junta directiva.

3. Mensaje de cada candidatura en relación a los estatutos

  • Guillermo Sierra: Su idea es clara, y es que “los nuevos estatutos son necesarios e imprescindibles, acorde con los tiempos actuales donde prime la participación y transparencia con un mecanismo de votación segura”.
  • Juan Abarca: “Vamos a cambiar los estatutos a la realidad de un Colegio del siglo XXI”.
  •  Ana Sánchez Atrio: “Es urgente el cambio de estatutos para que el Colegio cambie, deben ser democráticos, trasparentes y adaptados a la legislación vigente”.
  • Miguel Ángel Sánchez Chillón: “Hay que reformar los estatutos y adaptarlos a la realidad social dando participación a los colegiados”.

4. Julián Ezquerra considera que las administraciones se “forra las manos con nosotros -médicos-”. Por ello plantea una última cuestión, y es que si no es posible la unión de todos para que la profesión sea respetada desde la administración.

  • Guillermo Sierra: “Hay que unirnos todos para defender al médico; buscar la fórmula para trabajar al unísono, nos unen más cosas que las que nos separan, por lo que creo que podemos conseguir un acuerdo y un foro de representación de toda la profesión para defender la asistencia sanitaria y al profesional”.
  • Juan Abarca: “Soy un hombre de consenso, por lo que estoy a favor de la unión de los médicos y buscar los puntos en común que nos unen”.
  • Miguel Ángel Sánchez Chillón: “Nuestro sueño es que el Colegio sea algo más que la estructura actual, que ese edificio sea la auténtica casa de la Medicina”.
  • Ana Sánchez Atrio: “El Colegio debe ir en paralelo con los sindicatos, con las Sociedades Científicas, debe ayudar a la negociación del sindicato”.

..Emilio Ramirez