Inicio ASP Un análisis de sangre común podría predecir el riesgo de sufrir un...

Un análisis de sangre común podría predecir el riesgo de sufrir un segundo accidente cerebrovascular

Compartir

Un nuevo descubrimiento sobre los accidentes cerebrovasculares isquémicos puede permitir a los médicos predecir el riesgo de tener un segundo derrame mediante un análisis de sangre común y el perfil genético de los pacientes.

Los investigadores han relacionado los niveles elevados de proteína C reactiva, una enzima que se encuentra en la sangre, con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular isquémico recurrente. La proteína C-reactiva (PCR) se produce en el hígado en respuesta a la inflamación, y ya se ha comprobado que es capaz de medir el riesgo de desarrollar una enfermedad arterial coronaria. La nueva investigación sugiere que también podría ser una herramienta útil para los pacientes con accidente cerebrovascular isquémico.

Los accidentes cerebrovasculares isquémicos son el resultado de bloqueos que impiden el flujo de sangre al cerebro; son responsables de aproximadamente el 85% de todos los casos de accidente cerebrovascular. Las apoplejías hemorrágicas, por el contrario, se producen cuando los vasos sanguíneos se rompen y se produce un derrame en el cerebro.

El mayor riesgo de muerte para alguien que ya ha tenido un accidente cerebrovascular es tener otro“, dijo el investigador Stephen Williams, PhD, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia. “Es muy importante ser capaz de identificar a los individuos que tengan tal riesgo que pueda llegar a matarlos“.

Para comprender mejor el accidente cerebrovascular isquémico, Williams y sus colegas propusieron determinar cómo nuestros genes afectan los niveles de biomarcadores como la PCR en nuestra sangre. No sólo observaron que los niveles elevados de PCR sugieren un aumento del riesgo de ictus, sino que también identificaron variaciones genéticas que conducen a esos riesgos.

Ya sabíamos que la genética influye en los niveles de PCR, que a su vez aumentan el riesgo de tener un accidente cerebrovascular recurrente. Así que pensamos en por qué no predecir el aumento del riesgo basándonos puramente en la genética, y fuimos capaces de hacerlo“, dijo Williams. “Hay una propensión genética común no sólo a un aumento de la proteína C reactiva, sino a un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Podríamos estimar lo que se llama un cociente de riesgos instantáneos -básicamente calcular el mayor riesgo de tener o no tener un segundo accidente cerebrovascular – basado en la genética“.

Williams, del Departamento de Neurología y del Center for Public Health Genomics, prevé un día en el que los médicos podrían centrarse en los niveles de PCR y la composición genética de un paciente para determinar el riesgo global del paciente de tener un segundo derrame. Pero incluso los niveles de PCR por sí solos podrían ser una herramienta útil para la evaluación de riesgo después del derrame inicial.

Conseguir un indicador de la PCR en alguien es realmente sencillo. Basta con una extracción de sangre. No es necesario someterse a intervenciones a las que los pacientes podrían tener una aversión, como la biopsia“, dijo Williams. “No es muy caro, y es una parte de los exámenes rutinarios que se hacen a los pacientes. Sin embargo, en combinación con la información genética, podremos tener aún más capacidad de identificar los grupos de mayor riesgo“.
..Susana Calvo