No se pierda

El Hospital de Villalba aplica por primera vez en el mundo la ‘perroterapia’ para aliviar el dolor abdominal asociado al estrés en niños

10 de marzo, 2016
Perros niños

Expertos del Hospital General de Villalba de Madrid están realizando un ensayo clínico que, pionero en el mundo, demostraría los beneficios de la terapia asistida con perros -‘perroterapia’- en pacientes pediátricos que presentan síndrome de intestino irritable y dolor abdominal sin causas orgánicas, patologías muy relacionadas con situaciones de estrés en el ámbito familiar y escolar.

En concreto, el ensayo se está realizado en niños de entre 8 y 12 años que tienen las citadas patologías y que suelen presentar problemas de rendimiento escolar, baja autoestima y ansiedad personal o familiar. “Nuestra hipótesis es que la terapia asistida con animales, en este caso con perros, puede mejorar la calidad de vida de estos pacientes reduciendo el número de episodios de dolor y/o su intensidad”, explica el pediatra digestivo del Hospital General de Villalba e investigador principal del proyecto, Miguel Ángel Carro.

Los perros participantes en el ensayo han sido recogidos de la calle y, posteriormente, adiestrados para este fin por la asociación Afecto Animal. Sanos, tranquilos y acostumbrados a tratar con niños, y es que por eso se caracterizan estos animales.

Sesiones con grupos de 3-4 niños para que interactúen con los perros
Los niños que pueden beneficiarse de este tipo de terapia suelen ser perfeccionistas, con muy buen rendimiento escolar y un alto grado de madurez y sentido de la responsabilidad. Además, en ocasiones el dolor se presenta como consecuencia de determinados acontecimientos estresantes como, por ejemplo, una separación familiar, problemas en sus relaciones con otros niños o problemas en el colegio.

El ensayo se desarrolla mediante sesiones semanales de 45 minutos a las que acuden grupos de tres o cuatro niños junto con sus padres. Los únicos criterios de exclusión son la alergia al epitelio de perro, tener fobia a los canes o tener ya un perro en casa.

Una vez en la sesión, los pacientes y sus padres son escuchados y atendidos, pudiendo los especialistas identificar problemas de socialización o estrés. Además, al participar en una actividad no competitiva junto a otros niños con su mismo problema los pacientes consiguen mejorar sus relaciones sociales, sin olvidar que, como es conocido, los animales ayudan a reducir las fobias y el estrés en los niños, y que la misma ilusión de venir a interactuar con los perros funciona como un hecho distractor que también reduce el estrés”, comenta el jefe del Servicio de Pediatría del Hospital General de Villalba, Iván Carabaño.

Dolores abdominales en los niños que, producidos por el estrés, podrían reducirse con terapia asistida con animales, pero también, otras enfermedades pueden disminuirse por tener una mascota en casa. Y es que según investigaciones realizadas por Royal Canin y la entidad The Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development en Estados Unidos, tener una mascota disminuye en los adultos, además del estrés, el riesgo de enfermedades cardiacas, presión sanguínea, colesterol alto, la progresión de la hipertensión y la depresión.

James, un niño de 9 años con autismo y su perro, amigos incluso en el hospital

Recientemente conocíamos la historia de James, un niño autista de nueve años de edad de la ciudad de Wellington -capital de Nueva Zelanda-, que tiene en su perro labrador a su mejor aliado para mantenerlo a salvo y calmarle.

James no puede hablar, y cualquier tipo de contacto con su familia, incluido el visual, le resulta esquivo. Sin embargo, Mahe, que es como se llama su perro labrador, puede juntarse con él. Como afirma la madre del niño, Michelle, “Mahe es su mejor amigo, lo es todo para él”.

El vínculo creado entre James y Mahe es tan fuerte e inquebrantable, que cuando el niño fue al hospital infantil de Wellington a someterse a unas pruebas para controlar los ataques que tiene, el centro le permitió estar junto a su mascota.
..Emilio Ramirez