No se pierda

Los odontólogos españoles apuestan por las prótesis dentales 3D al mejorar la precisión y el confort del paciente

10 de marzo, 2016
Protesis dental 3D

La importancia que ha adquirido la salud bucodental en los últimos años ha sido clave para el desarrollo de la Odontología y para la calidad bucal de la población. Desde hace unos años y gracias a las campañas de concienciación, la mentalidad de la población ha cambiado en pro de la prevención, más que de la restauración.

A pesar de esto, en muchos casos, resulta imprescindible recurrir a la implantología, área en la que el desarrollo de la tecnología está jugando cada vez más un papel clave. El caso principal es el de las prótesis dentales, a las que se han ido incorporando las últimas tendencias en materiales y tecnologías innovadoras para agilizar y abaratar la solución al paciente.

La impresión 3D y el sistema cad-cam (sistema tecnológico que permite el diseño y la elaboración de prótesis dentales por ordenador) permite trabajar al odontólogo con una amplia variedad de materiales y productos de manera eficiente. Es el futuro inmediato de la Odontología, puesto que la impresión 3D nos da la precisión milimétrica que requiere una prótesis dental”, explica Miguel Ángel Povedano, director de Marketing de Procoven, primera multinacional española dedicada a la prótesis dental que cuenta con impresoras 3D instaladas a nivel internacional.

Los modelos de las bocas de los pacientes se imprimen por tecnología 3D de manera inmediata donde se va a fabricar la prótesis, evitando, tal y como explican desde Procoven, retrasos innecesarios y pérdidas de precisión. “De cara al paciente, las prótesis dentales 3D permiten un mayor ajuste, satisfacción y confort. Para el profesional sanitario contar con estas prótesis facilita su trabajo y optimiza sus resultados”, afirma Povedano.

Actualmente, la demanda de esta técnica de implantología está en aumento. “Gracias a la nueva tecnología de escáner, el dentista, en lugar de tomar las impresiones con incómodas pastas, puede escanear la boca del paciente. Mediante ese escaneo, genera un archivo que envía por internet a Procoven, donde es capturado. Con distintas aplicaciones informáticas podemos diseñar de manera automática en pantalla la prótesis ideal para el paciente, enviando después una orden a una fresadora de última generación que fabricará una prótesis dental altamente precisa y estética. De esta manera, y gracias a estas tecnologías, la prótesis puede estar terminada en 24 horas”, según Povedano.

¿Cuáles son las consecuencias de una prótesis con falta de precisión? Según datos de Procoven, “sin una oclusión correcta, el paciente puede sufrir descompensaciones mandibulares, problemas digestivos, problemas musculares, etc; mientras que gracias a la tecnología 3D, se puede diseñar la pieza dental perfecta, no sólo en cuanto anatomía, sino también en cuanto a oclusión, ajuste y estética. Sólo esta tecnología da la posibilidad, al hacer correcciones de décimas de milímetro”.

Seguridad y precio
Pero no sólo la precisión y el confort son importantes, también lo es la seguridad. Las prótesis dentales, como productos sanitarios, están altamente reguladas por la Unión Europea, para garantizar la seguridad del paciente. Asimismo, la demanda exigente de los pacientes ha presionado a la baja los precios de los tratamientos dentales, viéndose sometida a esta presión también la prótesis dental.

La prótesis perfecta es aquella que ofrece una seguridad total a un coste razonable”, explica Povedano. Por este motivo, continúa, “desde Procoven ofrecemos los productos más avanzados del mercado gracias a nuestra constante inversión en I+D”. Las líneas de investigación de Procoven, junto con distintas Universidades, están centradas en el desarrollo de nuevos materiales que supongan un avance en la confortabilidad de la prótesis y en las soluciones protésicas para pacientes con pérdida ósea por distintos traumatismos.