Inicio Actualidad Un estudio confirma la utilidad de la termografía infrarroja para la detección...

Un estudio confirma la utilidad de la termografía infrarroja para la detección y diagnóstico precoz de lesiones traumotológicas

Compartir

Publicado en Con Salud
Científicos de la University of Surrey, Reino Unido, han logrado desarrollar el primer sensor de flujo o espirómetro del mundo impreso en 3D, cuya precisión es capaz de detectar variaciones en el flujo de aire de un solo estornudo, lo que supone una gran ventaja para el diagnóstico del asma y otras afecciones respiratorias. Las pruebas iniciales indican que el dispositivo se puede utilizar incluso para evaluar algunos aspectos de la función del corazón Llamado Sneezometer, el dispositivo es dos veces más rápido y más sensible que cualquier otro espirómetro disponible, según sus desarrolladores. Y es que, habitualmente, el uso de esta tecnología implica realizar repetidas respiraciones profundas, y sólo pueden utilizarlo profesionales sanitarios. Sin embargo, el nuevo desarrollo facilita este análisis, no sólo por su carácter portátil sino porque, al ser ultrasensible, apenas requiere de realizar esfuerzo para medir la capacidad pulmonar del paciente.