Inicio ASP Al menos 300 enfermos en Estados Unidos por endoscopios contaminados

Al menos 300 enfermos en Estados Unidos por endoscopios contaminados

Compartir

Al menos 300 pacientes en Estados Unidos han contraído infecciones peligrosas vinculadas a endoscopios de fibra óptica contaminados, una cifra superior a la calculada previamente por reguladores federales del país, según datos publicados el viernes.

Entre 2010 y 2015, más de 41 hospitales a nivel mundial, en su mayoría en Estados Unidos, registraron infecciones bacteriales que, vinculadas a endoscopios, afectaron a entre 300 y 350 pacientes, señala un memorándum difundido por el legislador federal demócrata Ted Lieu, tal y como informa The Associated Press (AP).

En una entrevista a AP, Lieu afirma que esas cifras, “probablemente” no estén mostrando el número real de infectados, y es que considera que los hospitales no realizan siempre a los pacientes exámenes que puedan detectar las bacterias que, resistentes a antibióticos, ocasionan esas infecciones. “Estoy absolutamente seguro de que hay muchas más infecciones por ahí que no están siendo reportadas simplemente porque nadie es examinado”, indica.

Directivos de los hospitales dijeron que había seguido las instrucciones de los fabricantes para la limpieza de los aparatos. “No fue que hospitales o médicos no estuvieran limpiando o utilizando correctamente los aparatos, fue una falla de los aparatos mismos”, afirma Lieu.

Un reporte previo de una comisión del Senado encontró 250 reportes de pacientes enfermos por endoscopios contaminados, aunque ese descubrimiento ocurrió de un período más corto investigado: entre 2012 e inicios de 2015 en hospitales de Pensilvania, Illinois y en el estado de Washington.

A principios del año pasado, la FDA recibió duras críticas después de que varios brotes en hospitales en Los Ángeles y Seattle fueron vinculados a endoscopios para examen duodenal fabricados por Olympus. En concreto, el brote de una bacteria estuvo detrás de la muerte de varios pacientes en el Centro Médico Ronald Reagan de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

La UCLA, por aquel entonces, informaba que las infecciones pudieron haber sido transmitidas a través de dos endoscopios contaminados por infecciones de las enterobacterias resistentes a los carbapenémicos (CRE) que se insertan por la garganta para tratar cánceres, piedras biliares y otras enfermedades del sistema digestivo.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), las CRE pueden causar infecciones en pulmón o en el ducto biliar. Los síntomas pueden incluir tos, fiebre y escalofríos. El personal de salud no suele sufrir infecciones de las CRE, ya que son los pacientes en hospitales, asilos, y otras instalaciones de atención médica los que generalmente las padecen. Según los cálculos de los CDC,  esta bacteria puede contribuir en la muerte de hasta la mitad de los pacientes infectados de gravedad.

Más de 500.000 pacientes se someten anualmente a procedimientos médicos usando endoscopios en Estados Unidos.
..Redacción