No se pierda

Que el cáncer “muera de hambre”, la clave para nuevos tratamientos

9 de mayo, 2016
celulas cancerígenas

Un equipo de investigadores ha identificado una ruta de suministro que utilizan las células cancerosas para obtener sus nutrientes, en un descubrimiento que podría conducir a nuevos tratamientos para detener el crecimiento de los tumores.

El equipo de investigación bloqueó las puertas de enlace a través de las cuales las células cancerígenas obtenían el aminoácido glutamina y se observó que las células dejaron de crecer casi completamente.

Esto es probable que funcione en una amplia gama de tipos de cáncer, dado que es un mecanismo muy común en las células cancerosas“, dijo el investigador principal, el profesor Stefan Bröer, de la Universidad Nacional de Australia (ANU).

Mejor aún, esto debería conducir a una quimioterapia con efectos secundarios mucho menores, dado que las células normales no emplean la glutamina como material de fabricación“.

Los glóbulos blancos, que son dañados por los tratamientos actuales, podrían salvarse, lo que podría implicar la supresión de la pérdida de cabello causada por la quimioterapia“.

Hay 917 tipos diferentes de cáncer identificados actualmente, y muchos tratamientos únicamente funcionan para un solo tipo de cáncer o se vuelven ineficaces a medida que los cánceres desarrollan resistencia a la quimioterapia.

Sin embargo, el profesor Broer, dijo que este nuevo enfoque sería menos propenso a la resistencia porque el bloqueo del mecanismo de transporte de la glutamina es un proceso externo que dificultaría el desplazamiento de las células cancerígenas.

El equipo primero intentó el bloqueo de la glutamina, mediante la alteración genética de las células cancerígenas para desactivar el principal transportador de la glutamina. Sin embargo, no fue muy eficaz, dijo el profesor Bröer.

No fue tan sencillo como pensábamos. Las células desencadenaron una alarma bioquímica que abrió una puerta trasera en las células, por lo que todavía podían obtener la glutamina que necesitaban“, dijo.

Una vez que el equipo desactivó la segunda puerta de acceso al apagar la alarma bioquímica con una técnica conocida como “silenciamiento de ARN”, el crecimiento de las células se redujo un 96%.

Los resultados están publicados en la revista Journal of Biological Chemistry.

La autora principal, Angelika Bröer, encabezó el esfuerzo para identificar y noquear genéticamente a los transportadores de glutamina.

Es un momento emocionante para hacer investigación sobre el cáncer. Ahora tenemos herramientas de precisión en nuestras manos para manipular el genoma de las células cancerosas, lo que nos permite hacer frente a problemas que eran difíciles de resolver previamente“, dijo.

La importancia de las pasarelas de glutamina han sido identificados en el cáncer, por lo que ahora comienza la búsqueda de tratamientos farmacológicos que las bloqueen y combatan la enfermedad.

Hemos desarrollado un conjunto de pruebas que hacen muy fácil determinar si un medicamento está apuntando a los transportadores de glutamina“, dijo la Sra. Broer. “Esto significa que podemos poner robots a trabajar, que pondrán decenas de miles de fármacos a prueba durante los próximos dos años.
..Susana Calvo