No se pierda

El sistema de salud venezolano, colapsado por falta de medicinas y condiciones precarias

20 de mayo, 2016
Hospital Venezuela

El pasado martes, la Sociedad Venezolana de Salud Pública emitió un comunicado en el que señalan que Venezuela vive una crisis humanitaria en salud, que se está agravando ante la escasez de antibióticos, soluciones intravenosas, tratamientos para el cáncer e incluso de alimentos. Además, los apagones que se extienden en el interior del país como medida de ahorro energético no permiten mantener operativos los equipos médicos necesarios para mantener con vida a los pacientes.

En el comunicado se evidencia “un colapso total de los servicios asistenciales que prestan la red pública de ambulatorios y de hospitales, incapaces de satisfacer las necesidades y demandas de la población en condiciones normales”, un colapso del que se ha hecho eco The New York Times este domingo en un reportaje denominado “El colapso del sistema de salud en Venezuela”.

Algunos hospitales ya no disponen de guantes ni jabón y, a menudo, los medicamentos para el cáncer solo se encuentran en el mercado negro. En el Hospital de la Universidad de los Andes, no hay suficiente agua para lavar la sangre de las mesas de operaciones y los médicos se limpian las manos antes de las cirugías con botellas de agua mineral. “Es algo del siglo XIX”, apuntó el Dr. Christian Pino, un cirujano de este hospital.

El Hospital Luis Razetti de la Barcelona vnezolana se ha convertido en uno de los casos más notorios del colapso hospitalario en el país, donde han muerto en los últimos días varios recién nacidos, hay escasez de antibióticos, soluciones intravenosas y alimentos.

La tasa de mortalidad entre los bebés de menos de un mes de edad ha aumentado más de cien veces en los hospitales públicos dependientes del Ministerio de Salud: superó el 2% en 2015 mientras que en 2012 se ubicaba en 0,02, según un informe gubernamental divulgado por legisladores, que también indica que la tasa de mortalidad entre las nuevas madres también aumentó casi cinco veces en ese mismo periodo.

Hay personas que mueren por falta de medicinas, niños que mueren por desnutrición y otros mueren porque no hay personal médico”, dijo la Dra. Yamila Battaglini, una cirujana del hospital de Niños J. M. de los Ríos.

Otra de las consecuencias de esta terrible situación es la falta de prevención y control, que ha permitido la reaparición de enfermedades infectocontagiosas y otras como la malaria y el dengue, transmitidas por vectores.
..Susana Calvo