Inicio ASP Detienen en Burjassot a un falso dentista que atendía a pacientes en...

Detienen en Burjassot a un falso dentista que atendía a pacientes en su clínica

Compartir

Nuevo caso de intrusismo profesional en la odontología, y es que agentes de la Policía Nacional han detenido a un supuesto dentista que atendía pacientes en el municipio valenciano de Burjassot, según han informado en un comunicado fuentes del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV).

El posible falso dentista de origen iraní, K. S., detenido por la comisión de presuntos delitos contra la salud pública e intrusismo profesional, ejercía en un piso situado en la carretera de Llíria, en  Burjassot.

La instalación, precintada por los agentes, funcionaba como una clínica dental pese a que carecía de la autorización de la Conselleria de Sanidad, así como de otras licencias necesarias para la apertura y funcionamiento de una clínica odontológica, según las mismas fuentes.

Al respecto, el ICOEV ha recordado que los hechos ya los denunció ante las autoridades policiales de Burjassot tras la denuncia de un paciente en su sede y después de confirmar que “no estaba colegiado y, por tanto, no tenía constancia de que dispusiera del correspondiente título de odontólogo o una homologación en el caso de que fuese un título no comunitario”. El presidente del ICOEV, Enrique Llobell, remarca que el odontólogo y el estomatólogo son los profesionales capacitados para realizar tratamientos odontológicos sobre pacientes.

El testigo que acudió a la sede del ICOEV, según declaró, el presunto falso dentista realizaba todo tipo de tratamientos dentales con total normalidad, dándose además la circunstancia, según han relatado otras fuentes del municipio, que anteriormente el presunto falso dentista regentaba un bar en la población.

En la misma operación, los agentes de la Brigada Judicial de la Policía Nacional de Burjassot también han detenido al odontólogo N. S., quien esporádicamente trabajaba en el piso de Burjassot, acusándolo de encubridor de un delito de intrusismo.

Como es habitual en estos sucesos, el ICOEV se personará en el caso como acusación particular dado que el intrusismo supone poner en serio riesgo la salud de los valencianos. Al respecto, Llobell ha recordado a todos los ciudadanos la necesidad de corroborar que el profesional que presta una atención bucodental es un dentista colegiado, y es que de lo contrario, “además de ser ilegal, implica un serio riesgo para la salud del paciente”.
..Redacción