Inicio ASP La vitamina A puede ayudar a mejorar la quimioterapia contra el cáncer...

La vitamina A puede ayudar a mejorar la quimioterapia contra el cáncer de páncreas

Compartir

La quimioterapia y la radioterapia por sí solas tienen relativamente poco éxito en el tratamiento del cáncer de páncreas, y mientras que la cirugía para extirpar el tumor ofrece la mejor oportunidad de supervivencia, la mayoría de los pacientes son diagnosticados cuando el cáncer ya se ha extendido a otros órganos. Por tanto, se necesita un enfoque distinto para dirigir el cáncer de una manera más eficaz.

Las células cancerosas están rodeadas por otras células llamadas “células estromales”, que pueden conformar hasta un 80% del tejido del cáncer de páncreas. Estas células de tejido relativamente normales se comunican con las células cancerosas y juegan un papel importante en la progresión del cáncer, y podrían ofrecer una nueva diana para el tratamiento.

El estudio, en cultivos de células y ratones, se probó un nuevo enfoque de orientación hacia las células del estroma y las células del cáncer de forma simultánea. El enfoque combinado de uso de la quimioterapia “gemcitabina” para dirigirse a las células cancerosas, y una forma de vitamina A para dirigirse a las células del estroma que las rodean, dio lugar a una reducción de la proliferación e invasión de las células cancerosas.

El investigador principal, el profesor Hemant Kocher, del Instituto del QMUL’s Barts Cancer Institute, dijo: “Esta es la primera vez que hemos combinado la vitamina A con la quimioterapia para el cáncer de páncreas. Los resultados son tan prometedores que ahora los estamos llevando a un ensayo clínico”.

El cáncer de páncreas es extremadamente difícil de tratar con quimioterapia, por lo que este hallazgo es importante porque la vitamina A se dirige al tejido no canceroso y hace que la quimioterapia existente sea más eficaz, matando a las células cancerosas y reduciendo los tumores”.

Esto podría ser aplicable a otros tipos de cáncer, porque si tratamos de entender el cáncer en su conjunto, incluyendo su tejido circundante, podremos ser capaces de desarrollar nuevos y mejores tratamientos“.

La orientación hacia las células estromales, así como hacia las células de cáncer, bloquea múltiples vías de señalización celular que son utilizadas por las células cancerosas para volverse agresivas. Esto significa que las células cancerosas ya no serán capaces de comunicarse con la misma eficacia y el tumor deja crece como sí lo haría de la otra forma.

El nuevo enfoque está siendo probado en un ensayo clínico, STARPAC, dirigido desde el Barts Cancer Institute’s Centre for Experimental Cancer Medicin. El ensayo espera establecer una combinación segura de dos medicamentos de quimioterapia con un agente orientado hacia las células estromales y actualmente se están reclutando participantes.

La estudiante de doctorado del QMUL, Elisabete Carapuça, agregó: “La mayor parte del trabajo experimental se llevó a cabo como parte de mi proyecto de tesis doctoral, y estoy muy contenta de que nuestro trabajo en el laboratorio esté siendo probado como ensayo clínico. Esperamos que beneficie a los pacientes que hacen frente a esta terrible enfermedad“.

Este estudio fue financiado por Engineering and Physical Sciences Research Council’s Knowledge Transfer Network, the Pancreatic Cancer Research Fund, Cancer Research UK y Barts Charity.

El ensayo clínico STARPAC está financiado por el Consejo de Investigación Médica y apoyado por Celgene Inc. Sarl.

Los pacientes deben tener en cuenta que el consumo de suplementos de vitamina A no se recomienda en esta etapa, ya que los resultados no han sido probados en ensayos clínicos en humanos.
..Susana Calvo