No se pierda

La clase social y el lugar de nacimiento influyen directamente en la salud bucodental

30 de mayo, 2016

El 95% de los españoles de más 35 años tiene caries, y es que así se desprende de una encuesta de salud dental que, elaborada por el Consejo General de Dentistas de España pone de manifiesto la estrecha relación que hay entre el nivel socioeconómico y las patologías bucodentales.

Presentado la semana pasada en el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña, los autores del informe destacan que en la actualidad los ciudadanos pagan de su bolsillo el 94% de los tratamientos de salud dental y que el 71% de los encuestados asegura que la crisis económica no ha influido en su asistencia al dentista.

Al respecto, el vicedecano de la facultad de odontología de Granada y coordinador del estudio, Manuel Bravo, indica que la clase social y el lugar de nacimiento influyen directamente en la salud bucodental. “En niveles sociales bajos y entre los nacidos fuera de España el índice de caries es mayor, con el agravante de que la atención odontológica en España es esencialmente privada”, advierte Bravo.

En este sentido, los responsables del estudio explican que “las clases sociales más desfavorecidas son las que tienen más patologías dentales y también más problemas económicos para asistir al dentista”.

Entre los datos que se desprenden del estudio, también destaca la elevada prevalencia de las caries entre los distintos grupos de edad, y es que continúa siendo la enfermedad bucodental más común en nuestro país (33 millones de adultos mayores de 12 años la padecen).

Uno de cada tres niños sufre de caries en los dientes de leche y tres de cada cuatro jóvenes las padecen en los dientes definitivos.

Ridículamente bajo”, y es que así califica Manuel Bravo el porcentaje de mayores que, de 65 años, recibe tratamiento contra las caries, que la encuesta cifra en un 18 %.

En cuanto a la percepción que tienen los españoles de su propia salud bucodental, el estudio señala que alrededor de 9% de los adultos dice tener dolor de forma frecuente y entre el 7 y el 11% reconoce que tiene problemas para comer.

Los autores del informe alertan que con unos índices de caries tan elevados “se corre el riesgo” de que éstas no sean percibidas como un problema de salud, sin embargo, subrayan que el 84% de los entrevistados piensa que hay que ir por lo menos una vez al año al dentista, pero menos de la mitad reconoce haberlo hecho en los últimos doce meses.

Mejorar y potenciar los programas públicos de salud bucodental
Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas, destaca que “es fundamental realizar este tipo de encuestas ya que nos aportan unas radiografía de la salud oral de los españoles y nos ayudan a impulsar acciones específicas que beneficien a la sociedad. Además nos permiten concienciar a la población de la importancia del cuidado de su salud oral”.

De cara al futuro, Castro pide que se “mejoren y potencien” los programas públicos de salud bucodental y lamenta que en el mejor de los casos éstos llegan al 65 % de la población (País Vasco y Navarra).

Se debería impulsar una política de incentivos económicos para los grupos de población con un bajo nivel adquisitivo”, agrega el presidente de los dentistas de España, que además califica de “inadmisible” que la población con discapacidad intelectual no reciba una atención odontológica que tenga en cuenta sus necesidades.

En cuanto a los efectos del cierre de conocidas cadenas de centros de salud bucodental como Funnydent, afirma que en los últimos años se había producido una “deriva” en la percepción del concepto de salud bucodental entre la población.

Según Castro, en muchos casos se ha primado la oferta económica y los “condicionantes de marca” por encima del buen hacer de los profesionales, aunque ha calificado de “intachable” la actitud de los trabajadores de esos centros.
..Redacción