Inicio ASP El PP promete mejorar y descompartimentar la atención primaria y la atención...

El PP promete mejorar y descompartimentar la atención primaria y la atención especializada

Compartir

A pesar de que desde el Partido Popular afirman que nuestro sistema sanitario ha sido objeto de una profunda transformación en los últimos años – se ha transferido la gestión a las comunidades autónomas, ha mantenido un buen nivel en sus infraestructuras y dotaciones tecnológicas y ha seguido contando con profesionales de magnífico nivel – admiten que la ausencia de reformas en el modelo organizativo y las rigideces burocráticas a las que está sujeto el sistema ha convertido a los servicios hospitalarios en compartimentos estancos que no están lo suficientemente comunicados con la atención primaria. Además, el paciente y los médicos han perdido su posición central en el sistema sanitario y la continuidad asistencial sigue siendo una asignatura pendiente, así como la transparencia y la falta de motivación de los profesionales.

Reconocen que el sistema sanitario no se ha adaptado a un entorno en el que prevalecen las enfermedades crónicas sobre las agudas y que la falta de evaluación real de la calidad del sistema, tanto en términos de gestión de centros sanitarios como de atención a los pacientes, lo que, unido a una deuda creciente y preocupante, hacen que cada vez sea más difícil la gestión eficiente del sistema sanitario.

Para poner solución a esta situación, el Partido Popular ha propuesto una serie de medidas para el ámbito de la Sanidad, que se comprometen a aplicar si resultan vencedores de las elecciones del próximo día 26 de junio. Entre ellas, destacan las siguientes:

  • Adoptarán de todas aquellas medidas que garanticen el acceso universal a unas prestaciones de calidad y establecerán una cartera de servicios, básica y común. Además, acometerán las reformas necesarias para mejorar la accesibilidad, eliminar la burocracia y ganar eficiencia en la gestión.
  • Impulsarán la tarjeta sanitaria, la historia clínica electrónica y la receta electrónica única, compartida e interoperable para que toda la información disponible del paciente pueda estar accesible en cualquier centro sanitario de España. Promoverán plataformas informáticas para que los pacientes puedan recibir información y tratamiento de sus patologías de forma individualizada y con total garantía de su privacidad.
  • Mejorarán la organización de la atención primaria y la atención hospitalaria para eliminar la compartimentación actual, en colaboración con las comunidades autónomas. Impulsarán una comunicación ágil y fluida entre los profesionales de atención primaria y de atención especializada.
  • Fomentarán la medicina personalizada y todas aquellas iniciativas que fomenten la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y el control de la cronicidad.
  • Actualizarán las pruebas del MIR teniendo en cuenta los conocimientos teóricos y prácticos, y las habilidades clínicas.
  • Favorecerán que, con criterios objetivos, los profesionales sanitarios puedan asumir la responsabilidad de la gestión clínica tanto en atención primaria como especializada.
  • Apostarán por hacer del sistema nacional de salud un espacio común de atención al paciente. Promoverán la libre elección de médico y las alianzas de centros sanitarios para garantizar niveles de excelencia y sostenibilidad.
  • Impulsarán una obligación de transparencia en el sistema nacional de salud, de tal forma que los pacientes tengan acceso a información homogénea y relevante sobre los centros sanitarios a los que acuden y los profesionales que les tratan, para que puedan ejercer con pleno conocimiento su derecho a la libre elección.
  • Promoverán la introducción al sistema de nuevas tecnologías y fármacos, que hayan superado estándares de coste-efectividad similares a los que se aplican en otros países europeos, y que estas prestaciones sean accesibles para todos los pacientes. Asimismo, impulsarán políticas más eficientes de prescripción, dispensación y uso racional de medicamentos.
  • Abordarán de un modo integral la lucha contra la drogadicción, abogando por una mayor coordinación entre todas las administraciones públicas.
  • Potenciarán el sistema público de investigación biomédica, con una estrategia que priorice las patologías más prevalentes, incremente la cooperación internacional, coordine todos los esfuerzos públicos y acelere la traslación de los resultados a la práctica clínica.
  • Impulsarán un calendario de vacunación único que será común a todas las comunidades autónomas.

..Susana Calvo