No se pierda

Cáncer de ovario: Nueva técnica de imagen ayuda a los cirujanos a eliminar más del tumor

25 de agosto, 2016
??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

La cantidad de tejido tumoral que se deja después de la cirugía es un factor importante para la supervivencia de la paciente de cáncer de ovario. En la actualidad, los cirujanos tienen que depender de sus ojos y manos para encontrar el tejido maligno. Ahora, una nueva investigación muestra cómo una técnica de imagen que utiliza un nuevo tipo de compuesto fluorescente ayudó a los cirujanos a detectar y eliminar casi un 30% más de tejido del tumor que lo habitual.

La nueva técnica fue probada en un pequeño estudio exploratorio dirigido por la Universidad de Leiden (LUMC) en los Países Bajos y publicado en la revista Clinical Cancer Research.

Uno de los líderes del estudio, el Dr. Alexander L. Vahrmeijer, que dirige un grupo de cirugía guiada por imagen en LUMC, dice: “La cirugía es el tratamiento más importante para el cáncer de ovario, y los cirujanos tienen que depender sobre todo de sus propios ojos para identificar el tejido tumoral, pese a no ser lo mejor“.

En su artículo, él y sus colegas describen cómo utilizaron una nueva técnica llamada “imagen fluorescente de infrarrojo cercano” (NIR) para ayudar a mejorar la visualización de los tumores durante la cirugía.

La nueva técnica utiliza un agente fluorescente específico para el tumor y un sistema de imagen especializado. El sistema detecta la señal fluorescente en los tumores en tiempo real durante la cirugía para extirpar el tejido de cáncer de ovario – el procedimiento se llama citorreducción.

Esto permitió la resección de lesiones tumorales adicionales que no eran visibles a simple vista por los cirujanos“, explica el Dr. Vahrmeijer. “Aunque se necesita más investigación, se espera que éste sea el primer paso para mejorar el resultado quirúrgico de los pacientes de cáncer“.

El nuevo agente fluorescente se denomina OTL38 y es una combinación de un colorante fluorescente y un análogo de ácido fólico. El agente se une a una proteína llamada receptor de folato alfa (FRα), que se expresa en más del 90% de los cánceres de ovario, pero en niveles mucho más bajos en el tejido sano.

El Dr. Vahrmeijer dice que la principal ventaja de utilizar la luz NIR es que penetra varios centímetros de profundidad en el tejido. Junto con el sistema de formación de imágenes especializado, esto permite al cirujano visualizar los tumores bajo la superficie del tejido.

En un ensayo clínico doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo, el equipo comprobó por primera vez lo bien que se movió el nuevo agente fluorescente dentro del cuerpo y lo bien que fue tolerado por un grupo de 30 voluntarios sanos.

Los resultados del ensayo ayudaron a los investigadores a decidir el rango de dosis óptimo y el periodo de tiempo de uso del agente en pacientes con cáncer de ovario.

Los investigadores probaron entonces la cirugía guiada por OTL38 en 12 pacientes con cáncer de ovario.

Los investigadores observaron que el compuesto se acumula en los tumores FRα-positivos y metástasis, y los cirujanos extirparon un 29 % más de lesiones malignas que no podían haber identificado con sus propios ojos y/o con el tacto de sus manos.

Se confirmó que los tejidos extirpados eran malignos mediante pruebas de patología.

Ahora, los investigadores están diseñando un estudio más amplio para calcular cómo de eficaz es la técnica identificando el tejido maligno y descartando el tejido no maligno. También se van a probar otros agentes fluorescentes para otros tipos de tumores que no expresan el FRα.
Los investigadores señalan que sólo los estudios de seguimiento a largo plazo de grandes grupos de pacientes mostrarán si la técnica es capaz de mejorar la supervivencia.

Una limitación de este estudio es que no podemos decir aún cuál será el impacto de nuestros hallazgos sobre la curación o la supervivencia de los pacientes. Es razonable pensar que si se elimina más cáncer, la supervivencia será mejor“, dijo el Dr. Alexander L. Vahrmeijer.
La Sociedad Americana del Cáncer estima que en 2016, alrededor de 22.280 mujeres en EE.UU. recibirán un nuevo diagnóstico de cáncer de ovario y alrededor de 14.240 mujeres morirán a causa de esta enfermedad.

El cáncer de ovario ocupa el quinto lugar de muertes por cáncer entre las mujeres estadounidenses y es responsable de más muertes en EE.UU. que cualquier otro cáncer del sistema reproductivo femenino.
..Susana Calvo