Inicio ASP Envoltura para el pie ofrece alternativa a la medicación para los pacientes...

Envoltura para el pie ofrece alternativa a la medicación para los pacientes con síndrome de piernas inquietas

Compartir

Los autores de Lake Erie Research Institute de Pennsylvania han informado que una envoltura pie ajustable para tratar el síndrome de piernas inquietas (SPI) es 1,4 veces más eficaz que el tratamiento farmacéutico estándar. El estudio piloto fue publicado en el Diario de la Asociación Americana de Osteopatía.

En el ensayo clínico de ocho semanas participaron 30 adultos sanos con síndrome de piernas inquietas de moderado a severo. Los investigadores estudiaron las respuestas de Impresión Clínica Global, así como el cambio medio en la Escala Internacional de Estudio del Síndrome de Piernas Inquietas (IRLSSGS). A continuación se utilizó el meta-análisis para comparar el dispositivo SPI con tres estudios históricos del medicamento ropinirol y un placebo.

Las respuestas de la Impresión Clínica Global indicaron una mejoría significativamente mayor con el dispositivo SPI (90%) en comparación con ropinirol (63%), el tratamiento con dopamina estándar actual para el SPI. Además, el cambio en la puntuación IRLSSGS fue significativamente mayor en el dispositivo RLS (17,22) en comparación con los informes históricos para ropinirol versus el placebo (12 frente a 8,9 respectivamente). Los pacientes que usan el dispositivo SPI también informaron de una disminución de un 82% en la pérdida de sueño.

El dispositivo SPI fue diseñado para ejercer una presión dirigida regulable en dos músculos del pie conocidos por relajar los síntomas del SPI, el músculo abductor y el flexor del dedo gordo. Los investigadores indican que la presión producida por el dispositivo también puede estimular una liberación de dopamina, similar a la terapia de masaje o acupresión.

Al poner presión sobre músculos específicos de los pies, somos capaces de crear una respuesta en el cerebro que relaja los músculos activados durante el SPI“, dijo Phyllis Kuhn, MS, PhD, e investigador principal del estudio. “Es un ejemplo perfecto de cómo el cuerpo se autorregula sin medicamentos, muchos de los cuales tienen el potencial de producir efectos secundarios adversos significativos“.

El síndrome de piernas inquietas (SPI) es un trastorno neurológico que causa sensaciones desagradables y una necesidad de mover las piernas cuando se está en reposo. La pérdida de sueño asociada con el SPI puede causar fatiga extrema, ansiedad y depresión. Según el Instituto Nacional de Salud, el SPI puede afectar hasta el 10 por ciento de la población de EE.UU., con más de nueve millones de personas que experimentan síntomas de moderados a graves.

Hasta hace poco, se han utilizado potentes fármacos que incluyen opioides, depresores y agonistas de la dopamina para aliviar los síntomas, pero cada uno de ellos está acompañado de efectos secundarios negativos, como mareos, náuseas, vómitos y el riesgo añadido de la adicción.

El síndrome de las piernas inquietas realmente condiciona la calidad de vida, ya que causa fatiga extrema en muchos pacientes. Como médico osteópata, es un desafío equilibrar la necesidad de recuperar el sueño al tiempo que se evita un daño adicional por la medicación. Estos resultados son prometedores en individuos que por lo demás están sanos como una opción no farmacéutica que parece tener efectos adversos menores y temporales para algunos usuarios“, dijo Rob Danoff, DO, médico de familia de osteopatía y miembro del programa Aria Health Care en Filadelfia.

Siete pacientes del estudio reportaron efectos adversos. Los efectos incluyeron dolor (1), sensación de hormigueo (2), irritabilidad (3), espasmos (1) y pies calientes (1).
..Susana Calvo