Inicio Actualidad El caos de la sanidad estival

El caos de la sanidad estival

Compartir

Publicado en El Mundo
En vacaciones, ha alcanzado casi categoría de refrán popular lo de “mejor no ponerse malo”. Pese a que todos los años las poblaciones costeras aumenten sus habitantes hasta doblarlos en julio y en agosto, la coordinación de la atención sanitaria no se merece un comité en el Consejo Interterritorial de Sanidad. Cada comunidad pone en marcha su plan, con sustituciones peor pagadas en Andalucía, por ejemplo, y mejor en el País Vasco. En el sur, la situación ha llegado a un punto en el que en Málaga, el gerente del hospital Carlos Haya, Emiliano Nuevo, explicó hace unos días que no encuentra médicos y que algunos prefieren la privada. Eso ocurre en el hospital de referencia de la Costa del Sol. “Conviene preguntarse por qué. Qué condiciones están ofreciendo para que ocurra eso”, explica Fernando Rivas, vocal de médicos con empleo precario en la Organización Médica Colegial. Fuentes del servicio aseguran que hay contratos al 50% y sólo se ha sustituido a la mitad de los que se han ido de vacaciones, en una de las provincias donde más sube la población. Esto ocurre en la época en la que miles de estudiantes con la nota más alta de selectividad se están matriculando para estudiar Medicina en toda España.