No se pierda

En un año, 3 millones de adolescentes de Estados Unidos sufrieron un episodio de depresión mayor

3 de agosto, 2016
Depresión adolescente

En apenas un año, casi tres millones de adolescentes de Estados Unidos sufrieron un episodio de depresión mayor, según muestra un nuevo informe del gobierno.

La adolescencia es un periodo crítico en el desarrollo de una persona, y combatir la depresión puede ser devastador para los adolescentes a menos que reciban un tratamiento efectivo”, afirma Paolo del Vecchio, director del Centro de Servicios de Salud Mental de la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA) de EE.UU.

Esos jóvenes se sienten deprimidos y pierden interés en las actividades durante al menos dos semanas. También podrían tener problemas para dormir, comer o concentrarse en tareas de estudio, explicó la SAMHSA.

La tasa general de depresión entre los jóvenes aumentó a un 11% entre 2013 y 2014, frente a un 9.9% en el año 2012, revelaba el informe de la SAMHSA.

Aunque 13 estados experimentaron aumentos estadísticamente significativos en la prevalencia de los episodios de depresión mayor entre los adolescentes, 37 estados y el Distrito de Columbia tuvieron poco cambio.

Las tasas de episodios de depresión mayor entre los jóvenes de 12 a 17 años fueron más altas en Oregón, con un promedio anual del 14.6%. Otros estados con una prevalencia más alta de depresión incluyeron a Arizona, Indiana, Maine, New Hampshire, Rhode Island, Utah, Virginia, el estado de Washington y Wisconsin.

En el otro extremo, es decir, aquellos estados que presentaron tasas de episodios de depresión bajas entre los jóvenes de 12 a 17 años, fue el Distrito de Columbia que, tuvo la prevalencia más baja de episodios de depresión mayor entre los adolescentes con un promedio anual del 8.7%. Las tasas de la afección también fueron bajas entre los adolescentes de Alaska, Connecticut, Georgia, Hawái, Kentucky, Nuevo México, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Tennessee.

Hay tratamiento efectivo disponible, pero los padres, maestros y todos los miembros preocupados de la comunidad deben trabajar para garantizar que los adolescentes que lo necesiten reciban ayuda”, concluyó del Vecchio.

..Redacción