No se pierda

La alimentación en el padel

1 de agosto, 2016
Alimentacion padel

Una buena alimentación es muy importante en la vida de cualquier persona, tenga la edad que tenga. Y lo es mucho más si practicas algún deporte ya que quemarás mayor cantidad de calorías, por lo que debes también aumentar las que consumes. Es una espiral necesaria para el buen rendimiento de tu cuerpo y un equilibrio con la salud.

Hace unos años, Michael Phelps, el mejor nadador de todos los tiempos y el medallista olímpico más condecorado (22 medallas), declaró en una entrevista que consumía 12.000 calorías diarias… ¡12.000! Una cantidad que es casi la que corresponde a 10 personas “normales”. ¿Por qué tantas? Pues por la sencilla razón de que pasa muchas horas haciendo deporte y necesita esas calorías para tener energía.

¿Cómo afecta la alimentación en el pádel?
En cuanto a la relación entre una buena alimentación y pádel, está claro que es un componente muy importante, ya que el éxito en cualquier deporte radica en el conjunto que hacen la alimentación para pádel perfecta, el entrenamiento de calidad y el descanso adecuado.

Conseguirás un excelente rendimiento en la pista si hay un equilibrio entre los tres factores, de lo contrario no llegarás a tu máximo potencial.

¿Cómo se alimenta un jugador de pádel?
Si te dedicas al pádel de manera profesional o bien quieres llevar la misma alimentación que los que sí lo hacen, debes saber que tu alimentación tiene que estar basada en proteínas, hidratos de carbono y grasas. La hidratación es importantísima, así como el consumo equilibrado de minerales y vitaminas.

Tras leer este artículo de PadelStar sobre cómo debe ser la alimentación de un jugador de pádel, podemos indicar que…

–          Hidratos de carbono: deben estar presentes en el plato principal de tu meno ya que te aportarán la energía necesaria para entrenar con esfuerzo. Serán tu gasolina por lo que no pueden faltar alimentos como pasta, pan integral, cereales o patatas. Son alimentos de absorción lenta que no pueden faltar en los días previos al partido, e incluso en las 3-4 horas antes de comenzarlo. Si no tienes esto en cuenta, es probable que durante el partido sufras un bajón físico. Están también los hidratos simples, como la mermelada, frutas o miel, que son recomendables para después de los partidos, o bien en la previa mezclados con los otros hidratos, que son los complejos.

–          Proteínas: se encargan de construir y regenerar los tejidos, y son muy importantes en la alimentación de cualquier deportista, especialmente los que entrenan mucho. Alimentos ricos en proteínas que debes incluir en tu dieta son la carne (preferiblemente pollo y pavo), el pescado, los lácteos, el huevo y proteínas vegetales (soja, levadura de cerveza, legumbres…). Se recomiendan para consumir después del entrenamiento y del partido para favorecer la regeneración muscular.

–          Grasas: son fundamentales pero hay que tener cuidado con qué tipo consumes, ya que hay algunas que resultan perjudiciales y tu rendimiento puede verse afectado. Las grasas insaturadas son las buenas, y las encuentras en aceites vegetales. Debes evitar totalmente las grasas saturadas, que son las que están en carnes rojas y bollería, principalmente.

La importancia de la hidratación
Una buena alimentación en el pádel no debe centrarse únicamente en la comida, la bebida es también muy importante para que la hidratación sea óptima. En cuanto a lo que se recomienda beber antes, durante y después de un partido de pádel, vayamos por partes:

–          Antes del partido: es recomendable beber entre 400-600 ml de agua o alguna bebida isotónica, unas dos horas antes. Esto te permitirá comenzar con unos niveles óptimos de hidratación, y debes probar en los entrenamientos para saber si te sienta bien, no lo hagas directamente antes de un partido. Cuando ya faltan menos de dos horas, debes ir bebiendo pequeños sorbos cada 20 minutos, incluso si no tienes sed.

–          Durante el partido: aprovecha los descansos para hidratarte, que puede ser con agua o bebidas isotónicas. Debe ser una bebida fría que esté entre los 15-20ºC para que se absorba bien y no te cause problemas intestinales.

–          Después del partido: finalizado el encuentro, debes hidratarte inmediatamente para no deshidratarte. Hazlo tanto con bebida como con comida, en este caso con carbohidratos de asimilación rápida.

No olvides que una alimentación saludable y sin excesos es recomendable en cualquier caso, y si juegas al pádel comprobarás rápidamente que comiendo bien tu rendimiento mejorará.

Y si además de jugar al pádel practicar “running”, repasa este artículo sobre qué comer si sueles correr.