No se pierda

¿Qué conciencia tenemos en España de la inversión que se hace en Medicina?

23 de septiembre, 2016
antonio-burgueno

El Dr. Antonio Burgueño asegura que “El problema de la Medicina es de subestimación económica del servicio. España tiene claro que lo más importante es la salud, pero también tiene claro en su cultura que la salud es gratuita” y, añade que “el español considera que la salud es un bien que te viene del cielo o del nuevo dios moderno, el Estado”.

Las ideas de Burgueño vienen de su larga trayectoria profesional al frente de numerosos proyectos, de su experiencia, dentro y fuera de España, como gestor y como médico de Atención Primaria, “médico de la villa” le gusta decir.

Fuera de España “la persona se esfuerza en pagar una buena recuperación de la salud cuando la pierde. En España eso nunca ha sido así”, es verdad que “la Medicina de hace 50 años curaba algo, pero muy poquitas cosas. La Medicina del siglo XXI cura casi todo, alarga la vida”.

La Medicina se ríe de la muerte
La Medicina se ríe de la muerte es el titular de un artículo de una revista de economía, y Burgueño la recuerda porque eso significa que “aumenta el coste de la curación. Cada día se curan más cánceres, con una cifra de 100.000 euros por persona al año, y el coste de la curación, es además, el alargamiento de la vida. Eso supone que hayan fracasado todos los cálculos anteriores para las pensiones en el mundo”.

Ya nadie sabe lo que cuesta la Medicina”, asegura, y pone ejemplos de la Hepatitis C y los 20.000 euros de coste del tratamiento, que son igual a cinco familias solicitando una subvención de 4.000 euros. “Ahora todo vale en Medicina”, y eso es un problema para el Estado porque la sanidad pública tenía un presupuesto de 32.000 millones de euros hasta el año 2012, y lo han bajado hasta 9.000 millones de euros, dividido en gasto fijo y gasto variable, y el gasto variable no sabe influir sobre el medicamento, porque ahora son las asociaciones de pacientes las que determinan si los productos son buenos, “sin conciencia de coste. ¿Cuándo se empieza a tener conciencia del coste? Cuando se participa del coste o participa en el pago, de alguna forma”.

En Francia, explica el Dr. Burgueño, hay conciencia de coste porque hay un modelo de co-seguro, de tal manera que los aseguradores vienen a “co-asegurar” y hacer que el francés pague de su bolsillo una póliza de seguros adicional. En España, a una persona de 50-60 años le parece una exageración pagar una póliza de seguros de 60 euros, aunque cubra un tratamiento de 20.000 euros para curar un cáncer. “Lo que quiero decir es que en España solo tienen conciencia de coste algunas personas que intuyen una diferenciación con la privada”.

La Medicina en España está tirada de precio, dado que el Estado la ha tomado como producto, ha deseducado al individuo, que ha dejado de tener conciencia de coste”, y añade que “el político en España no entiende los gatos sanitarios porque es capaz de comprimirlos. España tiene el modelo sanitario público de contención de la demanda más hábil del mundo porque el sistema sanitario no está racionalizado está racionado”.

El Estado tiene los médicos, las clínicas y las medicinas, pero como no tiene conciencia ha dado todo a las Autonomías. Ahora los ciudadanos demandan servicios sanitarios y el Estado sigue suministrando dinero o deuda. “El problema es que las poblaciones no tienen la misma demanda sanitaria y el reparto que se hace está mal porque el Gobierno de la Nación no tiene ni idea de lo que es la demanda sanitaria”.

¿Por qué? Porque la demanda sanitaria se ha hecho basándose en la separación o la distribución de la prestación de la sociedad. La distribución del sistema sanitario basado en los coeficientes que aquí dieron es de una falsedad enorme”, es que “no hay conciencia de costes

La conciencia de costes en sanidad es un gran problema de este país, pero un problema social, un problema que ha generado un problema político de primer nivel”, concluye Burgueño.
..Redacción