No se pierda

El pádel empieza a extenderse fuera de España

12 de octubre, 2016
Padel

El pádel no es un deporte ajeno a las etiquetas. De hecho, desde su llegada a España ha tenido que ‘lidiar’ con todo tipo de adjetivos. Pero lejos queda ya la época en la que el pádel era considerado como un deporte elitista y al alcance de unos pocos. Todos recuerdan la imagen de José María Aznar, expresidente del Gobierno, jugando con su amigo Manolo Santana a finales de los 90.

A día de hoy, el pádel vive un momento de esplendor. Muchos lo consideran el deporte de moda o el deporte del siglo XXI. De hecho, junto al running, es la actividad física que más ha crecido en los últimos años. Pero, ¿qué recorrido le espera al pádel? ¿Ha tocado techo o seguirá creciendo en los próximos años?
No son preguntas fáciles de responder, pero lo cierto es que los datos invitan al optimismo. En España hay más de dos millones de jugadores regulares (mínimo un partido a la semana) y más de cuatro millones de jugadores ocasiones (jugaron al menos una vez en 2015). Son datos ofrecidos por el ministerio de Educación, Cultura y Deporte en su última Encuesta de Hábitos Deportivos.

En ese mismo informe se indica que el pádel es el noveno deporte más practicado por delante clásicos como el fútbol sala, el baloncesto o el tenis. “Es un deporte que engancha. Todo el que juega quiere repetir. Además, se empieza a disfrutar desde el principio. Aunque no hayas hecho nunca deporte, el pádel es divertido y por eso está creciendo tanto“, afirma Mapi Sánchez Alayeto, una de las estrellas del pádel nacional y actual número 2 del ránking WPT.

El World Padel Tour, reflejo del crecimiento del pádel
Además, la práctica masiva del pádel amateur se está viendo reflejada en el circuito profesional. El crecimiento del World Padel Tour queda patente torneo tras torneo. En el último campeonato disputado, el Sevilla Open, más de 20.000 pasaron por la pista Central de Deportes San Pablo los cinco días que duró la competición. Todo un éxito que demuestra que el pádel goza de buena salud y que su crecimiento todavía sigue patente en nuestro país.

Lo resume bien Hernán Auguste, director deportivo del WPT. “Cada año viene más gente a los torneos y normalmente, a partir del viernes, tenemos todas las entradas vendidas. También han crecido las audiencias de televisión y el interés general, pero ahora queremos dar un paso más y que el pádel sea algo habitual en las televisiones, como lo es ya en los hogares de muchos españoles, argentinos y del resto del mundo“.

Internacionalización del pádel
Fuera de nuestras fronteras, el pádel está empezando a latir con fuerza. El World Padel Tour ha confirmado que la próxima temporada se celebrará una prueba oficial en Estados Unidos, el Miami Padel Master. La ciudad del Sur de Florida se suma así a las pruebas ya realizadas con éxito en otros países extranjeros como Francia (Montecarlo), Emiratos Árabes Unidos (Dubai), Italia (Roma), Portugal (Lisboa) y Argentina (Buenos Aires y Mendoza).

Fruto de esta internacionalización, el pádel está empezando a latir con fuerza en otros países europeos –al margen de los nombrados- como Reino Unido o Suecia. La demanda de palas de pádel en estos países se ha multiplicado en los últimos años y la proliferación de marcas, ofreciendo más modelos y más variados para abarcar a todo tipo de jugadores, ha permitido un crecimiento exponencial.

La entrada al mercado de grandes multinacionales como Wilson, Head, Asics o, más recientemente, Adidas también ha servido para que el pádel pueda dar un salto de gigante. Ahora llega a más gente y su objetivo en los próximos años es no quedarse estancado. ¿Lo conseguirá?