No se pierda

Descubren cómo reducir el riesgo de dificultad respiratoria en bebés prematuros

19 de octubre, 2016
incubadora2

Actualmente, se recomiendan los corticosteroides para las mujeres con alto riesgo de parto prematuro entre las 23 y 33 semanas de embarazo, pero no después. Un nuevo meta-análisis de recopilación de pruebas de seis ensayos clínicos confirma los trabajos anteriores que sugieren que los bebés en riesgo pueden beneficiarse de los esteroides después de 34 semanas y que sugieren que los bebés nacidos de madres que tuvieron una cesárea programada después de las 37 semanas pueden beneficiarse también. El estudio fue publicado en la revista The BMJ el pasado 12 de octubre.

La dificultad respiratoria sigue siendo uno de los problemas más comunes y graves que vemos en la sala de partos que puede causar mortalidad infantil“, dice Vincenzo Berghella, M. D., Director de Medicina Materno-Fetal en la Facultad de Medicina Sidney Kimmel de la Universidad Thomas Jefferson.

El Dr. Berghella y la co-autora Gabriele Saccone, MD, de la Universidad Federico II de Nápoles, compilaron los datos de tres ensayos clínicos doble ciego realizados previamente, que incluyeron a 3.200 mujeres con 34 a casi 37 semanas de embarazo y en situación de riesgo inminente de parto prematuro. Los bebés nacidos en esta ventana son menos propensos a tener pulmones completamente maduros (la incidencia del síndrome de dificultad respiratoria fue de un 6,7 por ciento, sin esteroides, y de un 2,7 por ciento con esteroides).

Los investigadores también incluyeron datos de tres ensayos de 2.498 mujeres que tuvieron una cesárea programada a las 37 semanas o más. Los niños nacidos por cesárea son también más propensos a tener dificultades respiratorias debido a que el proceso de parto natural estimula las etapas finales del desarrollo pulmonar. Se cree que las contracciones del parto y la presión de pasar por el canal del parto hacen que los pulmones del bebé expulsen el líquido amniótico y comiencen a producir los tensoactivos que lubrican los pulmones y hacen posible empezar a respirar aire. La incidencia de dificultad respiratoria grave en este grupo fue de un 2,3 por ciento sin esteroides y de un 1,4 por ciento con esteroides.

Los autores llegaron a la conclusión de que un solo curso de esteroides (dos inyecciones en el plazo de 24 horas) puede ser útil para reducir las complicaciones pulmonares en mujeres con alto riesgo de parto prematuro en 34-37 semanas, o en mujeres sometidas a una cesárea planificada a las 37 semanas o después.

Sin embargo, el meta-análisis también reveló un riesgo de la administración de corticosteroides en este grupo: había una mayor probabilidad de hipoglucemia, o bajo nivel de azúcar en la sangre, en los recién nacidos cuyas madres fueron tratadas. El significado clínico de la hipoglucemia neonatal en estos bebés no se conoce bien, ya que no parecía que los bebés tuviesen efectos a corto plazo por la hipoglucemia, y no hay datos aún sobre su evolución a largo plazo.
..Susana Calvo