Inicio Actualidad “En la Antártida, la telemedicina es la joya de la corona, nos...

“En la Antártida, la telemedicina es la joya de la corona, nos conecta en tiempo real con España”

Compartir

Publicado en Con Salud
A más de 1.000 kilómetros al sur del continente americano, vista desde el aire, la isla Decepción (traducción errónea del término inglés deception, engaño) parece una media luna a la deriva, extraviada. Como caída del cielo a una tierra de mar azul frío: el archipiélago de las Shetland, en mitad del Estrecho de Bransfield. Muy próxima a la Antártida, Decepción es uno de los tres volcanes activos que posee el continente blanco. Allí, sobre la isla, a orillas de su pequeña bahía creada encima del cráter, se encuentra la base temporal (cada año se monta y desmonta, de diciembre a marzo) Gabriel de Castilla, donde militares y científicos españoles (“en torno a una treintena”) desarrollan proyectos de investigación: “Vienen sismólogos; expertos en pingüinos, porque aquí llegan más 500.000 en verano; geólogos, estudiosos de todo tipo… Y luego estamos nosotros, los militares, que les prestamos apoyo y cobertura durante sus actividades”.