Inicio ASP En Estados Unidos los médicos inmigrantes tienen mejores resultados que los propios...

En Estados Unidos los médicos inmigrantes tienen mejores resultados que los propios estadounidenses

Compartir

Un estudio reciente publicado en la revista British Medical Journal parece apoyar que en Estados Unidos los pacientes tratados por los médicos de las escuelas de medicina extranjeras tienen una probabilidad del 5% menor de morir que los tratados por los médicos graduados en el propio Estados Unidos.

De manera apocalíptica este estudio fue publicado una semana después que el nuevo presidente Donald Trump firmara la orden ejecutiva bloqueando la entrada de personas procedentes de siete países predominantemente musulmanes, un hecho que afecta también a muchos médicos inmigrantes y ha llevado a muchos de ellos a elevar protestas formales.

Yusuke Tsugawa, Anupam B. Jena, Ruth L. Newhouse, John E. Orav y Ashish K. Jha forman el equipo de investigadores de la Escuela Médica de Harvard que realizó el estudio, analizando datos sobre los pacientes de Medicare que recibieron la atención de más de 44.000 internistas para más de 1,2 millones de hospitalizaciones. Con estos datos pudieron determinar que los pacientes tratados por los médicos con titulación internacionales tuvieron una mortalidad del 11,2% frente al 11,6% de los tratados con Estados Unidos. También encontraron que los médicos extranjeros tenían una tendencia a gastar un poco más que los licenciados estadounidenses, aunque también reconocen que la diferencia no fue significativa.

Los pacientes tratados por los médicos con titulación internacionales tuvieron una mortalidad del 11,2% frente al 11,6% de los tratados con Estados Unidos

El resultado de este estudio es demasiado genérico porque agrupar a las personas con una variedad de orígenes, culturas y personalidades no es muy acertado. Las diferentes facultades de medicina ofrecen diferentes cualidades de la educación y atraen a diferentes tipos de estudiantes. Los investigadores reconocen que los estereotipos pueden conducir a conclusiones inexactas e incluso perjudiciales. No se puede afirmar que nacer en Estados Unidos y asistir a una escuela de medicina sea sinónimo de ser un mal médico o de ser peor médico que un médico inmigrante.

Sin embargo, este estudio y otros hallazgos podrían ayudar a arrojar más luz sobre los problemas actuales en el sistema médico. Por ejemplo, el Dr. Tsugawa también condujo un estudio similar publicado en Archives of Internal Medicine que demostraron que los pacientes tratados por los médicos de Medicare femeninas también eran menos propensos a morir que los atendidos por médicos varones. Tales hallazgos pueden deberse en parte al hecho de que la escuela de medicina y de la profesión médica no están al mismo nivel los campos de juego. Entrar en la escuela de medicina y programas de formación médica, la búsqueda de puestos de trabajo y de progresar en la profesión puede ser más difícil para los inmigrantes o cualquier persona que se ve “diferente”, como ciertas minorías.

Es verdad que alguno de estos inmigrantes tienen un perfil profesional muy determinado porque suelen estar entre los mejores y más brillantes en sus países de origen y han tenido que hacer un gran esfuerzo por llegar a desarrollar su profesión en aquel país, superando procesos, obstáculos y eliminando a los más débiles o con menos capacidad.

Algunos de estos médicos inmigrantes son los mejores en sus países de origen

Es importante resaltar que el estudio trata de médicos nacidos en otros países, no a los médicos nacidos en Estados Unidos que fueron a escuelas de medicina extranjeras.

..Lola Granada