Inicio Actualidad Desmontando el “mejor” sistema sanitario de Europa: Holanda, en manos de aseguradoras

Desmontando el “mejor” sistema sanitario de Europa: Holanda, en manos de aseguradoras

Compartir

Publicado en El Confidencial
“La sanidad es un negocio en Holanda y la prioridad del doctor es ahorrar dinero al seguro. No importa tu salud, ya te puedes estar muriendo, que todo lo relajan con un Paracetamol y te mandan a casa. Ni de broma te derivan a la primera a un especialista”. Carlos Raboen Sánchez, además de usuario del sistema de salud holandés, es radiólogo venezolano. Desde sus conocimientos de medicina general, tilda de “incompetente” el sistema holandés y lamenta que los médicos “jueguen con la salud de la gente” por dinero. Este joven se refiere a un mercado sanitario controlado por cuatro compañías de seguro, que campan a sus anchas en hospitales y centros médicos holandeses, estableciendo las reglas generales del sistema de salud. El seguro médico es obligatorio para todo el que resida en Holanda. A un hospital hay que acudir con la tarjeta que certifica que el paciente está asegurado, o con una tarjeta bancaria para pagar in situ la atención médica recibida. Las aseguradoras cobran una media de 108,90 € euros al mes por un seguro básico, que generalmente incluye atención primaria y urgencias, pero siempre con una póliza de riesgo. Esto último significa que, a pesar de estar pagando una cuantía mensual, el paciente tendrá que costear de su propio bolsillo un mínimo de 385 euros del gasto médico que reciba durante el año. Es decir, a no ser que se trate de un paciente con una enfermedad crónica que requiera de constante atención, el seguro médico mensual a menudo no cubre la atención recibida durante el año.