Inicio Actualidad Elena de la Cruz, la consejera que murió “con las botas puestas”...

Elena de la Cruz, la consejera que murió “con las botas puestas” fulminada por una leucemia

Compartir

Publicado en El Español
Elena de la Cruz se notaba cansada, pero el jueves no dudó en acudir al pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde le tocaba comparecer para detallar datos sobre la cobertura móvil y de internet de la región. Mientras la consejera de Fomento de la Junta leía su discurso, comenzó a tener problemas. Le fallaban las fuerzas y el habla. “Había comenzado muy fuerte, diciendo que [el presidente de Castilla-La Mancha] Emiliano García-Page había cumplido con el objetivo de déficit, pero se fue apagando. Tendía a leer las intervenciones y comenzó a enredarse en las palabras, a saltar de línea. Iba despacio y miraba a su grupo, buscando comprensión, como diciéndoles: “Estoy regular”, recuerda Francisco Núñez, el diputado regional del PP que debía darle la réplica y que se reconoce como un “portavoz duro”. “Intentó seguir desde el escaño. Dijo que se encontraba mejor y que sufría de las cervicales. Pero se perdía y decidimos suspender el pleno porque estaba claro que no se encontraba bien. Pensamos que a lo mejor era una gripe. Luego, en los pasillos, la vi muy pálida, arrastrando los pies apoyada en su jefa de gabinete. Me preocupó”, explica Núñez.