No se pierda

El dolor agudo postoperatorio se puede controlar por el propio paciente con Zalviso

10 de mayo, 2017
Zalviso

El Dolor Agudo Postoperatorio (DAP) afecta hasta al 40 % de los pacientes sometidos a una intervención quirúrgica y es una de las causas más habituales de insatisfacción, limitación funcional, retraso en la recuperación, prolongación de la estancia hospitalaria y complicaciones postquirúrgicas. Con el fin de ayudar en su gestión, facilitar la autonomía del paciente y evitar su sufrimiento, así como para disminuir la carga de trabajo de los profesionales sanitarios, Grünenthal lanza Zalviso, un sistema innovador que administra por vía sublingual sufentanilo, un analgésico opioide muy potente que actualmente se utiliza por vía intravenosa como adyuvante para la anestesia en quirófano.

El DAP se caracteriza por su aparición inmediata, su duración limitada y por ser predecible y evitable. “El cien por cien de los pacientes sometidos a una intervención sufre dolor. La intensidad depende del grado de agresión a los tejidos corporales y de la sensibilidad del paciente; estos factores determinan la escala en el uso de fármacos y técnicas analgésicas”, ha explicado durante la presentación de Zalviso el jefe de Servicio de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor del Hospital General Universitario de Elda de Alicante, el Dr. Calixto Sánchez, quien ha advertido que el desarrollo del dolor crónico tras una intervención es frecuente: “El DAP suele desaparecer tras unos meses, pero si el tratamiento es inadecuado puede producir fenómenos de cambio neuronal que provoquen un difícil control de ese dolor con posterioridad y derivar en el Síndrome de Sensibilización Central”.

Más autonomía para el paciente
Ante esta situación, Zalviso supone una mejora significativa para el control del DAP en palabras de la directora Médica de Grünenthal, Ana Esquivas: “Es un tratamiento óptimo para el alivio del dolor postoperatorio que incluye un rápido inicio de acción de la analgesia, que cuenta con una duración del efecto analgésico consistente y predecible y que permite una titulación individualizada a las necesidades del paciente”.

En la misma línea se ha mostrado el Dr Sánchez al destacar que este sistema incrementa la autonomía del paciente desde pocas horas después de una intervención: “Les proporciona control y les transmite la seguridad de que no van a pasar dolor en el periodo postquirúrgico”. Además, tal y como ha explicado Esquivias, este dispositivo evita errores de programación y otras complicaciones como infecciones, reduce el riesgo de sobredosificación y no restringe la movilidad del paciente.

¿Cómo funciona?
El paciente deberá administrarse comprimidos sublinguales de sufentanilo cuando sienta dolor en el periodo postoperatorio. El dispositivo se ha diseñado para administrar un único comprimido de 15 microgramos a demanda del paciente, con un mínimo de 20 minutos entre dosis (intervalo de bloqueo preprogramado), durante un período máximo de 72h.

Zalviso ofrece ventajas para los profesionales sanitarios al disminuir, según el doctor Sánchez, su carga de trabajo y ser una alternativa eficaz, segura y menos compleja que la analgesia administrada por vía intravenosa: “La preparación de los fármacos, el cálculo de las diluciones, la carga de dispositivos y la programación de las bombas PCA suponen un proceso más complejo que el de la preparación de un dispositivo Zalviso sublingual”, una mejora especialmente valorada por el personal de enfermería, encargado de este trabajo, pero también por los médicos que han comprobado la seguridad del mismo: “La experiencia clínica ha sido mejor de lo esperado. Hemos observado que podemos abordar el dolor grave de intervenciones quirúrgicas complejas y muy agresivas con una excelente acción analgésica, con elevado grado de confort de los pacientes y una administración realmente simple”, ha afirmado el especialista.

Por su parte, el director de la Unidad de Negocio Hospitalario de Grünenthal, Eduardo Vaquero, ha destacado el compromiso del laboratorio por el desarrollo de nuevos medicamentos para los pacientes con dolor, lo que le ha llevado a ser “la compañía líder en el abordaje del dolor en nuestro país”. Respecto al DAP, Vaquero ha asegurado que será un pilar fundamental en la estrategia del laboratorio para los próximos años; prueba de ello, es la creación de una unidad de negocio hospitalaria para la que el lanzamiento de Zalviso supone el primer hito. Asimismo, ha destacado la apuesta de la Compañía por la I+D: “Invertimos 240 millones de euros en I+D (un 20% de los ingresos) y en la actualidad están en marcha 12 proyectos de investigación en desarrollo en distintas áreas terapéuticas que no solo se centran en dolor, sino también en enfermedades como la Gota o el Parkinson”.

Durante la Sine Dolore World Park celebrado recientemente en Menorca, se informó de que Juaneda Menorca será el primer centro hospitalario español en ofrecer este dispositivo a sus pacientes. Juaneda Menorca forma parte del mayor grupo asistencial de la sanidad privada de las Islas Baleares.