Inicio ASP La OMS gasta millones de dólares en viajes y hoteles de cinco...

La OMS gasta millones de dólares en viajes y hoteles de cinco estrellas, más que lo que emplea para erradicar enfermedades

Compartir

Unos 200 millones de dólares al año, y es que esa es la cantidad que la Organización Mundial de la Salud (OMS) vendría gastando en viajes. La información que, procede de unos documentos internos a los que ha tenido acceso The Associated Press (AP), revela que esa cuantía es más de la que invierte para erradicar enfermedades como el Sida, tuberculosis o malaria.

Como informa la periodista Maria Cheng de AP, la media anual de 200 millones de dólares que la OMS se gasta en viajes, supera con creces lo que reserva para algunos de sus programas.

Recientemente, la directora general de la OMS, Margaret Chan, en un viaje a Guinea Conakry se alojó en la suite presidencial del Hotel Palm Camayenne, el primer hotel cinco estrellas de la historia del citado país. El coste de la habitación por noche es de 900 euros. La OMS “echa balones fuera”, y es que omite indicar quién costeó el alojamiento, indicando que en ocasiones son los países anfitriones los que pagan los hoteles de la directora general.

Sin embargo, algunas voces críticas dentro de la propia OMS ya han mostrado su postura ante este hecho, es más, en un vídeo del que AP tuvo acceso de un seminario sobre cuentas de la OMS en septiembre de 2015, el director de finanzas de la Organización dijo que “no confiamos en que la gente haga lo correcto cuando se trata de los viajes”.

Pesa al reglamento que en cuestión de viajes la OMS tiene y, que en teoría todo empleado debe cumplir, Jeffreys fue contundente en afirmar que los empleados “en ocasiones pueden manipular un poco su viajes”. Ante esta situación que puede darse, “la agencia no puede estar segura de que siempre reserven el billete más barato o de que el desplazamiento fuera siquiera necesario”.

Irregularidades que se podían impedir

Siempre según la información a la que The Associated Press ha tenido acceso, Ian Smith, director ejecutivo de la oficina de Chan, afirma sin ningún reparo que el presidente del comité de auditoría de la OMS a menudo no hacía gran cosa para impedir las irregularidades. “Nosotros, como organización, funcionamos en ocasiones como si las normas estuvieran para romperlas y las excepciones fueran la norma”, indicó.

Acciones para contener costes de viaje

En ese año (2015), a Chan y otros miembros de alto nivel de la OMS se les envió un mensaje interno que con el asunto ‘ACCIONES PARA CONTENER COSTES DE VIAJE’, y todo en mayúsculas, se les comunicaba que el cumplimiento a la norma de que los viajes se reservaran con un tiempo de antelación era “muy bajo”. “Siempre será necesario hacer viajes” indicaba el mensaje, pero “como organización debemos demostrar que somos serios a la hora de gestionarlo de forma apropiada”.

Un análisis interno al que tuvo acceso AP en marzo del presente año revelaba que solamente dos de los siete departamentos de la OMS en la sede de Ginebra habían cumplido sus objetivos, y concluía que la tasa de cumplimiento de la norma de reservar los viajes con antelación era de entre el 28 y el 59%.

La OMS ha tardado poco en dar respuesta a la información que AP ha hecho pública, y es que un comunicado enviado a AP, la agencia sanitaria argumenta que “la naturaleza del trabajo de la OMS requiere con frecuencia que el personal de la Organización viaje” y que esos costes se han reducido un 14% respecto al año anterior (2014) aunque el total del año 2015 fue excepcionalmente alto debido al devastador brote de Ébola de la historia que asoló África Occidental, siendo Liberia, Guinea Conakry y Sierra Leona los países más afectados.
..Redacción