No se pierda

MC: “Las necesidades de la atención primaria no pueden esperar siete años”

30 de Mayo, 2017

Ahora tenemos la hoja de ruta y el ritmo de implantación dependerá de los presupuestos. El plazo, siendo realista, podría ser de unos siete años“. Este es el calendario que prevé el consejero de Salut, Antoni Comín, para desarrollar la nueva Estrategia nacional de atención primaria y salud comunitaria (ENAPISC), según explicó el pasado lunes durante la presentación del plan. Metges de Catalunya (MC) replica al consejero que la situación de la atención primaria es de “emergencia” y que hay actuaciones que “no pueden esperar“. Así, el sindicato médico reclama que Salut priorice las medidas del ENAPISC con efectos directos sobre la asistencia, como es la inyección presupuestaria que ha de permitir la incorporación de 1.500 facultativos al primer nivel.

Para MC, los objetivos de mejora de la calidad asistencial que se señalan en el plan -1.300 pacientes asignados por médico de familia, 10 minutos de visita por paciente como mínimo y un tiempo de espera inferior a 48 horas para las visitas programadas- dependen directamente de la erradicación de la sobrecarga que se vive en las consultas y ésta “es consecuencia de la pérdida de un millar de facultativos desde el año 2010“. Por este motivo reclama que, por delante de los cambios de modelo y organizativos, se dé prioridad a las inversiones en los equipos de atención primaria, ampliando el número total de profesionales médicos con sustituciones y nuevas contrataciones. “Reducir la presión asistencial es urgente, se debe hacer en pocos meses no en años“, añade el sindicato.

La organización celebra que Salut haya asumido las reivindicaciones que desde hace años el sindicato ha puesto sobre la mesa de la Administración para mejorar y potenciar la atención primaria. En este sentido, valora positivamente que el ENAPISC recoja algunas de las medidas que, “sin ir más lejos“, MC trasladó el pasado 3 de abril al Institut Català de la Salut (ICS), como que el presupuesto de primaria represente como mínimo el 20% del total sanitario, el aumento del tiempo de visita o que la población asignada por cada médico de familia sea de 1.300 personas (1.000 pacientes atendidos). Además, el plan también reconoce las demandas formuladas por el sindicato para asegurar la atención pediátrica en Cataluña con un incremento de las plazas de formación especializada. Asimismo, el ENAPISC apunta la necesidad de acabar con la hipertrofia de cargos gerenciales y de mandos, unas estructuras sobre las que MC afirma que “consumen y han consumido durante los peores años de los recortes unos recursos imprescindibles para la asistencia”.

Con todo, MC se muestra escéptico con la aplicación de la nueva estrategia de AP, ya que se trata del “enésimo proyecto de reforma de la atención primaria que se presenta sin calendario ni presupuesto de ejecución“. Así pues, el sindicato reitera que los planes sanitarios “no sirven de nada si no van acompañados de presupuesto“. La vinculación que el consejero Comín hizo durante la presentación del ENAPISC, en el sentido de que su desarrollo dependerá de la suficiencia presupuestaria, genera “pocas esperanzas” a los facultativos.

397 millones

Salut ha cifrado el ENAPISC en 397 millones, una cantidad que coincide con la pérdida de presupuesto que ha sufrido la atención primaria desde el año 2007 que, tal y como ha remarcado MC, es de un 25% (de 1.716 millones de euros a 1.377). El plan prevé la incorporación de más de 5.000 profesionales, entre facultativos, personal de enfermería, trabajadores sociales y administrativos, que formarán parte de los nuevos equipos de cabecera.

El proyecto también incluye una reorganización del sistema que elimina estructuras intermedias de mando y crea entre 30 y 40 nuevos sectores sanitarios, con entre 100.000 y 300.000 habitantes cada uno, que integrarán todas las prestaciones de la nueva red de atención primaria (XAP): pediatría, atención de adultos, salud pública, salud sexual y reproductiva, salud mental, rehabilitación, atención a la cronicidad y atención continuada y urgente.