Inicio ASP La Fe crea un grupo multidisciplinar departamental de abordaje integral del Tabaquismo

La Fe crea un grupo multidisciplinar departamental de abordaje integral del Tabaquismo

Compartir
La Fe

El Departament de Salut València La Fe ha creado el grupo multidisciplinar de abordaje integral del Tabaquismo, encargado de coordinar todas la acciones frente al Tabaquismo que se llevan a cabo tanto en Atención Primaria como en Atención Especializada, y dirigidas tanto a pacientes como a profesionales. Está concebido como un grupo multidisciplinar, en el que se integren profesionales de cualquier estamento o categoría en relación con el tabaquismo, no sólo de Medicina y Enfermería de Atención Primaria, sino también de Pediatría, matronas, Oncología, Cardiología, Neumología, Odontología, especialistas de la Unidades de Conductas Adictivas, de Salud Pública o de Medicina Preventiva y Laboral.

“La creación de este grupo de abordaje del tabaquismo en La Fe persigue cuatro objetivos principales, que son coordinar todas las acciones del departamento, asegurar una formación de calidad a cada profesional, ofrecer una asistencia de calidad a la ciudadanía y crear una estructura de trabajo en red, de forma que podamos compartir información entre los distintos niveles”, ha explicado el doctor Joan Antoni Ribera i Osca, médico del centro de salud de Alcàsser y coordinador de este grupo de trabajo. Asimismo, es coordinador nacional del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de la semFYC y coordinador autonómico Comunitat Valenciana del GAT de la SVMFIC.

“Como profesionales de la Sanidad debemos ser conscientes, en primer lugar, del poder que tenemos para dar consejos sanitarios a pacientes, ya que nos ven como modelos de conductas saludables. Además, también debemos responsabilizarnos de la importancia que tiene que dejen de fumar, no sólo por la repercusión directa sobre su salud, como evitar la aparición de patologías cardiovasculares, pulmonares, oncológicas u otras diversas relacionadas con el consumo de tabaco, sino también sobre el ahorro potencial en la frecuentación de los servicios sanitarios, costes de hospitalización, incapacidad laboral, invalidez o el gasto farmacéutico”, ha añadido Joan Antoni Ribera.

El tabaquismo afecta al 24,6% de la población, por lo que debe ser abordado de forma eficiente por personal con formación específica y coordinada. Es la primera causa de morbi-mortalidad evitable en los países desarrollados y la intervención de este problema está considerada como prioritaria en las actuaciones preventivas, por su elevada efectividad y resultados en ganancia de salud de la población.

Para conseguir estos objetivos se ha elaborado un plan de acción cuya finalidad es incrementar los conocimientos, aptitudes y habilidades sobre el tabaquismo y sobre su abordaje, a través de la actualización de las últimas metodologías en Tabaquismo. La coordinación del grupo ha propuesto cuatro ejes básicos para conseguir estos objetivos: proporcionar información actualizada del tabaquismo como problema de salud pública, sensibilizar a los profesionales sanitarios de la importancia de su papel como no fumadores, facilitar los conocimientos teórico-prácticos necesarios para realizar la intervención sobre el tabaquismo en Atención Primaria y Especializada y, por último, entrenar a dichos profesionales en las estrategias más adecuadas para la puesta en práctica de la intervención sobre el tabaquismo.

“Ya se ha formado a un profesional de Medicina Familiar y de Enfermería, con el objetivo de ser los referentes en tabaquismo en cada centro e impartan una formación progresiva en sus compañeros. Además, son los enlaces de cada centro con el grupo departamental, mantienen actualización constante, resuelven y consultan dudas, realizan sesiones clínicas sobre las actuaciones del grupo, valoran la situación actual, son responsables de la señalización del centro y realizan el seguimiento y evaluación de la atención al tabaquismo en su entorno”, ha señalado Joan Antoni Ribera.

Así pues, las próximas acciones están orientadas hacia la inclusión del tabaquismo en la historia clínica, a través de ABUCASIS, y el estudio de los niveles de intervención en tabaquismo en el departamento. En una siguiente fase, se van a organizar talleres específicos para desarrollar posteriormente en los centros de salud, con el objetivo firme de ayudar a cada paciente a dejar de fumar y a mantenerlos motivados. La formación está dirigida a la intervención breve en Atención Primaria, una intervención intensiva, el tratamiento farmacológico existente para el tabaquismo, una intervención motivacional, el abordaje psicológico y el abordaje en grupos especiales.