Inicio Actualidad La medicina humanitaria reivindica su papel

La medicina humanitaria reivindica su papel

Compartir

Publicado en El País
El genocidio de Ruanda. Las mujeres violadas de los Balcanes. Operar en un quirófano improvisado en un sótano sin luz, entre ratas. La mirada de una mujer somalí que se estaba desangrando debido a una complicación del embarazo. El trabajo en Nicaragua con el Frente Sandinista. La muerte de colegas cooperantes. Ver fallecer a personas seropositivas porque no tenían acceso a una pastilla. La lucha por lo medicamentos. Los recuerdos de más de 40 años de trabajo en asistencia humanitaria fluyen ante los ojos de la médica Pilar Estébanez Estébanez (Palencia, 1951). A sus 66 años, echa de menos estar sobre el terreno. Sin embargo, sigue al pie del cañón, entregada desde Madrid a la formación de otros profesionales y a reivindicar el papel de la medicina humanitaria. La socia fundadora y presidenta de la Sociedad Española de Medicina Humanitaria (SEMHU), una organización que aglutina a más de 150 profesionales, mira con confianza al futuro del sector, como refleja en el libro que coordina junto a Carolina Jiménez y Jorge Alvar, recientemente publicado, Asistencia Sanitaria en Crisis Humanitarias. Pero, apunta, hay que derribar los “obstáculos políticos” que limitan las actuaciones en algunos ámbitos, como la acogida de los refugiados.