Inicio ASP El programa del Adulto Sano citará a más de 4200 personas en...

El programa del Adulto Sano citará a más de 4200 personas en La Ribera

Compartir

El Departamento de Salud de La Ribera ha iniciado ya el Programa del Adulto Sano para mayores de 40 años, con el que citará durante este año 2017 a todas las personas de la comarca nacidas en 1976, un total de 4.271 pacientes, para someterse voluntariamente a un chequeo preventivo completo.

Este programa tiene como objetivo detectar preventivamente factores de riesgo cardiovascular y promover estilos de vida saludable para una población concreta. La Ribera viene desarrollando este programa de salud desde el año 2006 con un porcentaje de personas adheridas en torno al 50%.

Mediante este chequeo, se detectan factores de riesgo como obesidad, sobrepeso, hipercolesterolemia, niveles elevados de glucemia, hipertensión, tabaquismo o sedentarismo que predisponen en un futuro a enfermedades de tipo cardiovascular.

Este programa está promovido por la Conselleria de Sanitat desde hace más de 10 años para todos los departamentos de salud, y es el personal de Enfermería el responsable de su puesta en marcha y desarrollo.

Cita con su enfermera
Para ello, el Departamento de Salud está enviando mensajes de texto (SMS) al teléfono móvil de los pacientes en el que se les ofrece la posibilidad de realización de un chequeo preventivo en su centro de salud con su enfermero/a de referencia. Igualmente, en las propias consultas se está informando a los pacientes que cumplen este criterio de edad que pueden participar en este programa de salud.

Durante el chequeo a los mayores de 40 años, se realiza una anamnesis (recopilación de información a través de una entrevista clínica) en busca de hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol, conocer el nivel de sedentarismo del paciente y la información sobre su situación vacunal. Asimismo, al paciente se le solicita un análisis de sangre y se lleva a cabo una exploración clínica que permite determinar el Índice de Masa Corporal (IMC), con el peso y la talla del paciente, medición del perímetro abdominal y tensión arterial, etc. En caso de detectar anomalías, el personal de Enfermería encargado de llevar a cabo estas revisiones, remite al paciente a su médico de familia.

Asimismo, durante la realización de estos exámenes de salud también se ofrece al paciente recomendaciones sobre hábitos de vida saludable (ejercicio y alimentación sana), así como información sobre programas de prevención de determinadas enfermedades a los que es conveniente que se adhiera, como los de cribado del cáncer de mama, colon y de cérvix.

En este sentido, según Esther Gómez, Directora de Enfermería del Departamento, “estos chequeos suponen realizar una auténtica labor de prevención, ya que estamos adelantando en el tiempo la detección de factores antes incluso de que se manifiesten en el paciente, y estamos contribuyendo a modificar en la población estilos de vida no saludables”.

La importancia de este tipo de exámenes de salud radica en que los factores de riesgo cardiovascular se asocian a padecer en un futuro una enfermedad como diabetes, infarto de miocardio, enfermedad cerebrovascular, etc. Además, este programa permite, en muchos casos, revisar por primera vez el estado de salud de pacientes sanos que en mucho tiempo no han acudido a los servicios sanitarios y que, por ejemplo, no tienen realizados análisis recientes.