Inicio ASP El poder del Internet de las cosas contra el cáncer

El poder del Internet de las cosas contra el cáncer

Compartir

Cada año muere cerca de medio millón de mujeres en el mundo debido al cáncer de mama, el cual si se detecta a tiempo no es fatal.

Lamentablemente, esto es imposible en muchos casos y algunos estudios médicos, como la mamografía, son dolorosos y difíciles de interpretar.

Rob Royea, CEO de Cyrcadia Health, vio a su esposa padecer esta enfermedad y le inspiró a buscar una manera alternativa para detectar el cáncer, que para muchos es ya una epidemia, y ayudar a salvar vidas. De ahí nació el iTBra.

Se trata de un dispositivo wearable que se coloca en el busto de las mujeres y contiene cerca de 16 sensores, los cuales son capaces de medir los cambios en el metabolismo a través de la temperatura.

Royea explicó en el documental Detected, proyectado durante el Cisco Live 2017, que los datos recolectados por el iTBra durante 12 horas se interpretan gracias a un software, ya que la presencia de cáncer provoca que los cambios metabólicos se detengan.

Actualmente el dispositivo se encuentra aún en fase de pruebas debido a que su inventor tuvo que buscar financiamiento porque la fabricación de los dispositivos para hacer las pruebas requerían cerca de US$ 7 millones.

Dicho monto lo obtuvo principalmente en Asia, por lo que ahora se están realizando las pruebas clínicas en Ohio y California donde tienen varias voluntarias que usan el iTBra y los resultados de éste se comparan con sus biopsias para saber si identificó el cáncer o no.

Tras cinco años de investigación, Royea finalmente ha hecho más de 200 pruebas con un grado de éxito del 87%, por lo que es posible que, en algunos años, llegue al mercado, lo cual sería de gran ayuda para miles de pacientes de este mal.

Los retos

Para Marc Blackmer, gerente de Marketing de Producto en Soluciones Industriales del grupo de Seguridad de Negocios de Cisco, dispositivos como el iTBra pueden revolucionar la industria de la salud. Sin embargo, al tratarse de equipos conectados a la red requieren los sistemas básicos de protección.

“Estos equipos puede que no sufran una brecha dramática como la que hemos visto en los últimos días, pero ¿qué pasaría si los datos que recolectan y transmiten son manipulados?”, comentó en conferencia.

Y es que algunos hackers ya han demostrado que es posible romper la seguridad de una bomba de insulina conectada a la red para hacer que el paciente reciba una dosis diferente a la que necesita, también que es posible afectar un marcapasos.

De ahí que Cisco presentara una nueva plataforma para proteger a los dispositivos del Internet de las Cosas como el iTBra, la cual se llama IoT Threat Defense, y es capaz de brindar a los encargados del área de sistemas una visibilidad de todos los equipos conectados, acceso remoto a éstos y segmentación de sus redes.

Tanto Blackmer como Shaun Cooley, director de tecnología en IoT e Industrias de Cisco, coincidieron en que esta plataforma no será suficiente, también la industria debe dar más pasos en materia de seguridad.

En primera porque el creciente número de dispositivos conectados a la red hará que cada ingeniero tenga que administrar en promedio un millón de equipos y, en segunda, porque se requieren estándares.

Esto último significa que los equipos puedan certificar que realmente son lo que dicen ser al conectarse a la red, así como medidas mínimas de protección, sobre todo ante la ciberdelincuencia.
..Redacción