Inicio ASP Conozca qué factores de riesgo cardiovascular pueden derivar en el síndrome metabólico

Conozca qué factores de riesgo cardiovascular pueden derivar en el síndrome metabólico

Compartir

Definido como la co-ocurrencia de varios factores de riesgo cardiovascular en una persona, el síndrome metabólico se considera que “hace acto de presencia” cuando al menos, presenta tres de los siguientes factores: obesidad abdominal; alteración de la glucosa o diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2; presión arterial alta o diagnóstico de hipertensión; bajos niveles de colesterol HDL y hipertigliceridemia (estos dos últimos definen la dislipemia, que es la alteración en los niveles de lípidos en sangre, fundamentalmente colesterol y triglicéridos). Y es que así lo considera el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos.

Teniendo claro que el diagnóstico de síndrome metabólico solo conlleva tres de esos factores de riesgo, una vez que se padece, se tiene el doble de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiaca, y cinco veces más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, motivo por el que con frecuencia se considera como prediabetes.

La mejor forma de prevenir el síndrome metabólico es llegar a tener un peso saludable y mantenerlo, mejorar la dieta y mantenerse físicamente activo. Las metas tanto para prevenir como para tratar el síndrome metabólico son un IMC (índice de masa corporal) de menos de 25 y una cintura de menos de 35 pulgadas (casi 89 centímetros) en las mujeres y de 40 pulgadas (casi 102 centímetros) en los hombres.

Las visitas regulares al médico ayudan a controlar la presión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre, indicadores importantes para tener una salud ótpima y, por ende, evitar el síndrome metabólico, enfermedad que aproximadamente el mismo porcentaje de varones y mujeres la padecen en España, cerca del 31% de la población adulta o lo que es lo mismo, uno de cada tres.
..Redacción