Inicio ASP El 49,8% de los pacientes con Vejiga Hiperactiva no cumplen adecuadamente los...

El 49,8% de los pacientes con Vejiga Hiperactiva no cumplen adecuadamente los tratamientos interpuestos

Compartir

El Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) advierte de la importancia de realizar un correcto tratamiento ante un problema tan importante como el síndrome de Vejiga Hiperactiva.

El Observatorio de la Adherencia al Tratamiento presentó el pasado 17 de mayo en la Real Academia de Medicina el Análisis Nacional de la Adherencia al Tratamiento en patologías crónicas. Resultados Descriptivos en el cual se han realizado 6.150 encuestas en 132 oficinas de farmacia repartidas por toda España, estratificadas por Comunidades Autónomas y por provincias, analizando 38 variables por patología repartidas en cinco bloques temáticos (datos personales y sociodemográficos, patologías que padece, cumplimiento terapéutico, información sobre la enfermedad y hábitos saludables).

Se ha realizado un análisis de variantes y multivariantes que aporta un nivel de confianza muy elevado, del 99,9% y un nivel de error mínimo del (± 2%). El análisis ha permitido realizar estudios individuales por patologías crónicas como la Diabetes, Hipertensión, EPOC, Asma, Hipercolesterolemia, Osteoporosis, Enfermedades Reumáticas, Depresión, Enfermedades Cardiacas y Vejiga Hiperactiva.

El estudio único, probablemente uno de los análisis más importantes y exhaustivos elaborados en el mundo sobre esta materia por su metodología, ámbito, diseño y resultados

Las patologías crónicas de alta prevalencia analizadas en el estudio nacional desarrollada por el Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) muestran que las cifras de adherencia en todas ellas se encuentran en torno al 50%, situándose los menores niveles de adherencia en las patologías EPOC, osteoporosis, enfermedades reumáticas, vejiga hiperactiva, asma y depresión.

Del análisis de los resultados obtenidos en el síndrome de Vejiga Hiperactiva, en el cual el OAT ha contado con la colaboración del laboratorio farmacéutico ASTELLAS, se desprende que uno de los principales problemas que plantea el síndrome de vejiga hiperactiva es la falta de adherencia terapéutica, ya que el 49,8% de los pacientes diagnosticados no cumple con el tratamiento prescrito por su médico.

En comparación con el índice de adherencia general, el índice registrado en el caso de vejiga hiperactiva es inferior al valor de referencia, por lo que podemos clasificarla como una enfermedad de índice de adherencia ligeramente inferior a la media.

El estudio corresponde a un análisis diseñado y validado por el Comité Científico del OAT, un órgano multidisciplinar en el que está representada la medicina especializada, la medicina de atención primaria, la enfermería, la farmacia y la investigación

Existen diferencias significativas en cuanto a nivel de adherencia entre hombres y mujeres ya que los niveles de adherencia de la mujer son superiores a los del hombre. En relación a la edad, los niveles de adherencia alcanzan su máximo entre los 31 y 40 años, con prácticamente dos de cada tres pacientes adherentes y se van reduciendo en general a medida que la edad aumenta. Respecto al índice de masa corporal (IMC) son más adherentes al tratamiento los pacientes con unas cifras normales de IMC.

Hay diferencias en cuanto a nivel de renta y adherencia entre hombres y mujeres con vejiga hiperactiva, mientras que en los primeros los mayores niveles de adherencia se registran en las rentas medio-altas, es decir, entre los 1.301 y los 3.450 € al mes, en las mujeres es en las rentas medio-bajas, entre 800 y 1300€ y en las rentas más altas, por encima de los 3.450€.

Uno de los principales problemas que plantea el síndrome de vejiga hiperactiva es la falta de adherencia terapéutica

En cuanto a modelo de convivencia, el hecho de convivir con algún familiar muestra una mejora evidente en la adherencia al tratamiento; en el caso de la presencia de un/a cuidador/a no ocurre lo mismo al menos desde el punto de vista perceptivo, y tan solo uno de cada tres pacientes con vejiga hiperactiva reconoce disponer de la figura del/a cuidador/a.

El hábito tabáquico, la dieta y el ejercicio son variables que influyen en el grado de adherencia al tratamiento. El nivel de adherencia en el paciente con vejiga hiperactiva es mayor en aquellos que no fuman o son exfumadores, practican ejercicio regularmente y de forma asidua (especialmente en el caso de las mujeres). Por otro lado, el hecho de seguir una dieta fundamentalmente por padecer una enfermedad y recomendada por su médico no influye en la mejora de la adherencia al tratamiento.

El consejo médico y la comunicación con el profesional sanitario es determinante en el cumplimiento terapéutico, de hecho, la información que recibe el paciente fundamentalmente sobre su enfermedad proviene de su médico, seguido del farmacéutico, del personal de enfermería y del prospecto, ocupando el último lugar internet. En cuanto a las fuentes de las que obtiene información el paciente en relación con su tratamiento, el medico se sitúa en primer lugar seguido del farmacéutico, el prospecto y del personal de enfermería, ocupando el último lugar internet.

En cuanto al seguimiento de las indicaciones y recomendaciones, la mayoría de los pacientes que padecen vejiga hiperactiva afirman seguir correctamente las indicaciones de su médico referentes a horario, al momento en el que debe de tomar o administrarse la medicación, y para ello uno de cada tres pacientes aseguran utilizar algún truco nemotécnico para evitar “olvidos” que son frecuentes (uno de cada tres pacientes participantes en este estudio reconocen tener olvidos).

La encuesta también refleja los motivos fundamentales del abandono del tratamiento, en el caso del síndrome de vejiga hiperactiva uno de cada cinco casos aproximadamente aseguran que abandonan el tratamiento bien por encontrarse mal o por dificultades con la toma o administración del medicamento o bien por percibir una mejoría subjetiva en su proceso.

El tratamiento precoz y la adherencia al tratamiento son fundamentales para mejorar los síntomas asociados a esta patología y evitar algunas de sus consecuencias y complicaciones

Automedicación y retirada de medicamentos en farmacia también han sido objeto de consulta a los participantes en el estudio y en el caso del síndrome de vejiga hiperactiva, uno de cada cuatro pacientes se automedica en procesos banales y de ellos cerca de la mitad lo suele comunicar a su médico. Por su parte dos de cada tres personas con este síndrome retiran de su farmacia toda la medicación prescrita y los que no lo hacen aducen disponibilidad de existencias del fármaco o los fármacos prescritos en su domicilio.
Las tecnologías de la información y la comunicación y la tecnología digital son importantes en todo proceso de mejora de la adherencia al tratamiento, en el caso de este síndrome tres de cada cuatro pacientes con vejiga hiperactiva participantes en el estudio dicen poseer teléfono móvil, pero tan solo una quinta parte de ellos estarían dispuestos a recibir mensajes de recordatorio de la toma de su medicación o la descarga de aplicaciones móviles (App’s) que les facilitasen esta tarea, siendo este grupo el de pacientes más jóvenes.


Síndrome de Vejiga Hiperactiva – datos epidemiológicos de la muestra
La prevalencia de este síndrome en la muestra objeto de estudio y análisis no presenta diferencias significativas en relación al sexo, afectando prácticamente por igual a hombres y a mujeres, al menos en cuanto a los pacientes participantes en el estudio se refiere.
La tendencia a padecer este síndrome se va incrementando progresivamente con la edad, especialmente entre los 61 y 90 años de edad (de los 71 a los 90 años la prevalencia alcanza el 64%). En cuanto a las pérdidas de orina más de la mitad, el 59,25% de la población la padecen y el 74,83%, utiliza absorbentes para paliar los efectos.

El sedentarismo es un factor de riesgo sin duda, de hecho tres de cada cuatro pacientes que sufren vejiga hiperactiva participantes en el estudio tienen sobrepeso o algún grado de obesidad. En cuanto a hábitos saludables, la mayoría de pacientes encuestados que padecen este síndrome son no fumadores o exfumadores, son personas que o no hacen ejercicio o lo realizan esporádicamente y no siguen una dieta o régimen especial.

En cuanto a nivel de estudios y renta de los participantes, dada la edad media de la muestra, la prevalencia de la enfermedad registra cierta concentración en los niveles de estudios primarios, tanto en hombres como en mujeres, aunque más acentuado en el caso de la mujer. Por otro lado, los niveles de renta más bajos son los que acumulan una mayor prevalencia de casos.

En lo relativo a modelo de convivencia de los encuestados que padecen este síndrome, teniendo en cuenta también la edad media de la muestra, los resultados reflejan que entre el 70% y el 80% de los pacientes con vejiga hiperactiva conviven con algún familiar, sin embargo, el reconocimiento de la figura de cuidador por parte de este tipo de pacientes es minoritaria, en torno al 25% en el caso del hombre y el 36% en el de la mujer.

En general esta patología lleva asociadas otras patologías y representa un problema médico y social creciente, debido entre otras razones, al envejecimiento de la población.

Sobre el Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT)
El OAT es una institución cuyo objetivo principal consiste en mejorar la información, el conocimiento, las habilidades, las actitudes y aptitudes sobre Adherencia Terapéutica en los profesionales e instituciones del sector de la salud, administraciones públicas, pacientes y ciudadanos en general. Para ello el OAT realiza proyectos de investigación, publicaciones propias, actividades de formación y difusión social, campañas divulgativas y desarrolla acuerdos de colaboración con diversas instituciones académicas, empresariales, profesionales y administrativas.