Inicio ASP Axiostat, el dispositivo capaz de detener hemorragias en tan solo unos segundos

Axiostat, el dispositivo capaz de detener hemorragias en tan solo unos segundos

Compartir

Axiostat es el primer hemostasato traumático, un vendaje compuesto 100% de un polímero natural llamado quitosano que se encuentra en los mariscos. Este polímero tiene la capacidad de detener una hemorragia en cuestión de minutos tras su aplicación.

En 2008, Leo Mavely, un bioingeniero original de la india, fundó Axio Biosolutions, una compañía de biomedicina enfocada en el tratamiento de heridas, en los laboratorios de la aceleradora de startups de la Univerd de Nirma en Gujarat.

La idea de esta ingeniosa solución surgió hace más de una década, cuando Leo Mavely era tan solo un estudiante de biotecnología aplicada. Leo presenció un accidente de tráfico en el que la víctima sufrió un corte por el que perdía sangre. La presión sobre la herida y la inutilidad del algodón para drenar la sangre solo fueron intentos fallidos por taponarla del todo. Leo no consiguió cortar la hemorragia, pero, felizmente, la víctima del accidente sobrevivió.

Esta anécdota traumática quedaría grabada en la memoria de Leo, y le empujó a buscar nuevas formas de intervenir en situaciones similares. Su visión era conseguir crear una solución para las hemorragias y, casi una década después de su inicio, ha logrado revolucionar por fin el cuidado de las heridas.

Axiostat tiene una apariencia similar a la de una esponja seca, que al entrar en contacto con la sangre crea una capa adhesiva en los vasos sanguíneos, permitiendo detener las hemorragias y cubrir la herida hasta 48 horas después de haberla cubierto. Mavely explicó que “la sangre posee una carga neta negativa mientras que este producto es altamente positivo”.

La rapidez con la que Axiostat es capaz de actuar es determinante a la hora de salvar vidas. Normalmente, tapar una herida grave mediante presión manual requiere de unos 30 minutos, pero, con este producto, se reduce considerablemente el tiempo, pudiendo llegar a detener el vertido de sangre en unos 4 minutos.

Para retirar la pegajosa capa que se crea solo es necesaria agua salina para no dejar restos sobre la lesión. Gracias a su fácil aplicación, no se requiere de una prescripción o estar bajo la supervisión de personal sanitario durante su aplicación. Este producto médico se distribuye en varios tamaños: 5x5cm, 5x8cm y 8x8cm.

Aunque Axiostat está en el mercado ya desde 2011, las ventas no comenzaron a crecer hasta 2014, pues no contaba con la certificación europea. Este hemostasato cuesta un dólar si está destinado para uso clínico, mientras que para el uso militar su precio puede ascender hasta los 46 dólares. El propio Mavely estima que se han vendido entre 200.000 y 250.000 unidades de Axiostat a nivel mundial. Además, Mavely ve un Axiostat “en cada hogar y automóvil”. Su objetivo es satisfacer la creciente demanda de este producto produciendo un millón de unidades al año y llegar directamente a los consumidores.
..Redacción