Inicio Actualidad Cómo contribuyó España a la edad de oro de la salud global

Cómo contribuyó España a la edad de oro de la salud global

Compartir

Publicado en El País
Si la investigación y la alianza de actores diversos lleva a buenas soluciones nos hallamos ante un círculo virtuoso del desarrollo. Estos círculos están inspirados en una parte de la considerable experiencia acumulada por el sistema español de ayuda al desarrollo a lo largo de décadas y en decenas de comunidades por todo el planeta, que hoy puede ser puesta al servicio de la cooperación del futuro. Y la salud se ha convertido en terreno propicio para la Cooperación Española creando nuevas herramientas contra la malaria y estableciendo prioridades para la agenda científica internacional. Este es el segundo capítulo de una serie. Entre los años 2000 y 2015 la comunidad internacional logró detener y revertir las epidemias globales de malaria, VIH y tuberculosis. La mortalidad infantil descendió a la mitad con respecto a los niveles de 1990, una reducción similar a la que se produjo en el índice de menores de cinco años con desnutrición. La población del planeta con acceso a agua potable pasó del 76 al 91% y, durante la última etapa de este período, la agenda de las enfermedades crónicas como el cáncer y la hepatitis rompió las barreras del mundo desarrollado para reconocer la realidad de centenares de millones enfermos pobres en las economías emergentes.